Enfermedad celiaca, celiaquía, dieta sin gluten, trigo, sensibilidad al gluten, trazas, genética, contaminación cruzada… Cada vez estos términos aparecen más a menudo en grandes medios, blogs, recetarios y no siempre de una forma rigurosa. En Celicidad hemos recopilado las dudas más frecuentes que tienen los celiacos que nos escriben y aquí las explicamos para tratar de arrojar un poquito de luz y de paso plantar cara a los bulos y mitos sobre la celiaquía.

Y es que cuando nos diagnostican enfermedad celiaca o celiaquía, nos surgen un montón de dudas que tenemos que aclarar para ponernos cuanto antes a recuperar nuestra salud. Pero aún cuando llevamos un tiempo diagnosticados, podemos tener dudas sobre la celiaquía y la dieta sin gluten. Y es que en enfermedad celiaca tenemos que estar totalemente actualizados en cuanto a dieta sin gluten, etiquetado, contaminación cruzada, etc.

Porque nuestros médicos, pueden ser expertos en el diagnóstico de la enfermedad, pero el tratamiento en profundidad no lo conocen como lo tenemos que conocer nosotros. Por eso, cuando te diagnostican celiaquía, lo primero que hay que hacer es informarse. Y ahí las asociaciones de pacientes hacen una labor increíble (busca la de tu comunidad). También encontrarás apoyo en internet, pero hay que saber muy bien dónde leemos cuando es nuestra salud la que está en juego, así que recurre siempre a fuentes fiables (como Celicidad). Nuestra comunidad cuenta con más de 65.000 personas celiacas y familiares que nos escriben desde cualquier parte del mundo, y las 10 preguntas que más nos han hecho, son las siguientes: 

1-Me acaban de diagnosticar celiaquía, ¿alguien en mi familia puede ser celiaco también? 

La enfermedad celiaca es un trastorno de base autoinmune, crónico y sistémico provocado por el consumo de gluten, que afecta a personas con predisposición genética. Es decir, la genética de celiaquía es necesaria, aunque no suficiente para ser celiaco. Los expertos de Genyca nos aseguran que un 30% de la población española tiene marcadores genéticos de riesgo de enfermedad celiaca, y solo un 1% desarrolla la enfermedad, pero cuando alguien ha desarrollado la enfermedad, sus familiares de primer grado tienen un riesgo mucho mayor de desarrollarla también. 

Los familiares de primer grado son aquellos con quienes compartimos el 50% de nuestro ADN: es decir, nuestros padres, hermanos e hijos, por lo tanto estas personas constituyen el principal grupo de riesgo de celiaquía y según el actual Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca (publicado por el Ministerio de Sanidad de España en 2018), los familiares de primer grado de un celiaco deben realizar la prueba genética de la celiaquía. En el caso de que sean portadores de esos genes de riesgo (del sistema HLA), deberán ser observados y estudiados según lo indique el protocolo; en caso de que esa prueba resulte negativa, se puede descartar en un 99% la enfermedad celiaca. 

 

 

Prueba genética de celiaquía

La prueba genética de celiaquía es una pieza más del puzzle que supone el diagnóstico de la enfermedad celiaca 

¿Cómo se diagnostica la celiaquía?

El diagnóstico de la celiaquía no es sencillo, pero siempre debe ser realizado por un especialista. Los tests de intolerancias no sirven.  

2- Llevo tiempo haciendo dieta sin gluten, pero tengo recaídas y no mejoro del todo…

Una situación bastante habitual, sobre todo al inicio del diagnóstico. La dieta sin gluten es el único tratamiento eficaz a día de hoy para la enfermedad celiaca, pero esta debe ser estricta todos los días, sin trazas, evitando al máximo la contaminación cruzada fuera de casa… Si se producen pequeñas ingestas de gluten, el sistema inmunológico del celiaco reaccionará provocando daño en el intestino y esto se traduce en la reaparición de síntomas, de nuevo problemas de malabsorción, etc. 

Normalmente las recaídas se deben a esas pequeñas ingestas accidentales (de las voluntarias ni hablamos porque no se deben realizar nunca). Por eso es importante revisar con detalle todo lo que consumimos y asegurarnos de que no hay alimentos ni productos con trazas y que cocinamos evitando la contaminación cruzada en todo momento. También es fundamental evitar acudir a lugares no seguros (para eso está la App de restaurantes sin gluten Celicidad y la web de restaurantes restaurantes.celicidad.net).

En otras ocasiones, la recuperación no se produce porque puede haber otros problemas asociados como algunas intolerancias, helicobacter pilory, etc. Siempre es fundamental acudir al especialista.  

¿Cómo hacer dieta sin gluten?

Conocer los alimentos que de manera natural no contienen gluten es una de las claves. Pero también se deben conocer los alimentos prohibidos y comprender la normativa sobre el etiquetado. 

¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse un celiaco?

El Dr. Molina nos lo explica: los síntomas comienzan a remitir antes, pero una recuperación total del intestino puede tardar hasta dos años.

3- Una vez diagnosticado, ¿el médico me debe realizar algún seguimiento? 

El seguimiento de la celiaquía, una vez que todo se normaliza (clínica, anticuerpos…), debe hacerse de forma anual y las pruebas a realizar dependerán de la edad del paciente. Así lo establece el vigente Protocolo Precoz de la Enfermedad Celiaca (Sanidad, España, 2018). Al tratarse de una enfermedad crónica, sin cura pero con tratamiento, el celiaco debe de llevar un tratamiento durante toda su vida.

Las primeras revisiones tras el diagnóstico se realizan entre los 3 y los 6 meses, si todo va bien comenzarán a ser anuales. Análisis de anticuerpos de celiaquia, estudio nutricional, e incluso densiometría osea, son algunos de los exámenes a realizar.

4- ¿Qué puedo tomar sin me contamino con gluten?

Cuando un celiaco toma gluten, aunque sea una cantidad pequeña, su sistema inmunológico comenzará un proceso que provocará daño en las vellosidades intestinales. Esto supone en muchas ocasiones síntomas como diarreas, vómitos, cansancio, malestar, dolores de cabeza, dolores articulares… También hay celiacos que no tienen estos síntomas externos, aunque todos sufren daño intestinal. 

Por esta razón es totalmente imprescindible realizar una dieta sin gluten estricta todos los días. A día de hoy no hay ninguna alternativa a la dieta sin gluten, ni pastillas ni terapias que permitan al celiaco transgredir la dieta, ni pastillas ni terapias que ayuden al celiaco a superar una contaminación. 

Las recomendaciones generales tras una contaminación con gluten, suelen ser una dieta blanda y mantener siempre al paciente bien hidratado. En ocasiones, si los síntomas son más fuertes, es necesario acudir al especialista. 

 

Síntomas de una contaminación por gluten

La ingesta de gluten puede ocasionar síntomas a los celiacos, aunque estos difieren de una persona a otra e incluso hay celiacos con síntomas muy leves. 

Recupeción tras contaminación por gluten

Si los síntomas son graves es necesario acudir al médico, si son síntomas leves hay una serie de recomendaciones generales y sencillas. 

5- He dejado de tomar gluten porque me sentaba mal y ahora el médico me pide reintroducirlo para saber si soy o no celiaco. ¿Es importante? 

Es muy importante. En la actualidad se dan dos problemas complicados de solucionar: el infradiagnóstico en celiaquía (se calcula que más del 80% de los celiacos están sin diagnosticar) y el elevado número de autodiagnósticos. Antes de eliminar el gluten de la dieta es necesario realizar las correspondientes pruebas de la celiaquía y tener un diagnóstico firme por parte de un especialista, bien sea de celiaquía, de sensibilidad al gluten no celiaca o de alergia al trigo. Estas tres son las patologías que requieren realizar una dieta sin gluten estricta como tratamiento. 

Y es que los síntomas de una celiaquía son variados y difusos y en ocasiones se pueden confundir con los de otras patologías digestivas. 

Es fundamental saber si realmente somos celiacos o si somos sensibles o es otro problema de salud el que ocasiona los síntomas y para eso es necesario acudir a un especialista. 

La reintroducción de gluten se requiere para saber si estamos ante una patología de base autoinmune, crónica, sistémica con un fuerte componente genético o si estamos ante una sensibilidad a una proteína, que ni es sistémica, ni autoinmune ni tiene carga genética. 

Distinguir entre una celiaquía y una sensibilidad al gluten no celiaca, es fundamental, ya que las consecuencias de ser paciente de una o de otra patología son muy diferentes y realmente trascendentales. 

Nunca debemos eliminar el gluten de nuestra dieta si no hay un diagnóstico previo. 

¿Cómo se realiza la reintroducción del gluten?

Si el diagnóstico no está claro o si se ha retirado el gluten sin diagnóstico, será necesario reintroducir la proteína de nuevo para llegar a un diagnóstico certero.

Las pruebas de la celiaquía

El diagnóstico de enfermedad celiaca requiere de una serie de pruebas y criterios entre los que se incluye, serología, prueba genética, biopsia y respuesta ante la dieta sin gluten. En niños y adolescentes hay excepciones que permiten evitar la biopsia. 

6- ¿Qué puede comer un celiaco? ¿Basta con que en el etiquetado no indique gluten?

La dieta sin gluten debe realizarse desde el mismo momento en el que nos diagnostican. Cuanto antes empecemos a hacer las cosas bien, antes nos recuperaremos. Pero empezar una dieta sin gluten requiere de mucha información y no, no nos podemos fiar únicamente del etiquetado. 

Es necesario que el celiaco conozca a la perfección su clasificación de los alimentos: alimentos genéricos que siempre son sin gluten a no ser que indiquen de forma específica lo contrario; alimentos prohibidos que llevan entre sus ingredientes cereales con gluten y otro gran grupo con alimentos elaborados que pueden o no pueden llevar gluten. 

Por otro lado tenemos un gran grupo de alimentos que han sido elaborados específicamente para celiacos, en los que los cereales tradicionales con gluten han sido sustituidos por cereales sin gluten.  

En función del apartado al que pertenezca el producto que nos supone dudas, el etiquetado será o no será suficiente. Es decir, si estamos ante un producto genérico, bastará con leer el etiquetado, porque si no indica que contega gluten, es que se trata de un producto apto. Por el contrario, si es un producto procesado no genérico, no basta con leer el etiquetado, porque aunque no contenga gluten como ingrediente, puede contenerlo como trazas y las empresas no están obligadas a indicar la presencia de las mismas. Es más, pueden indicar presencia de trazas de algún alérgeno, pero no tienen la obligación de incluir la presencia de todos. Así que a la pregunta, ¿puedo fiarme del etiquetado si no indica gluten? solo podemos responder que depende. 

A continuación encontrarás toda la información necesaria para descubrir qué puede comer un celiaco. 

¿Qué puede comer un celiaco?

Alimentos genéricos, alimentos prohibidos, específicos para celiacos, etiquetado, trazas. Todo está aquí. 

Cereales sin gluten

Cuáles son los cereales sin gluten más comunes. Hay muchos y nos permiten hacer de todo en la cocina. Aquí los encuentras. 

Alimentos no aptos para celiacos

Los celiacos no pueden consumir gluten y son muchos los productos que pueden contenerlo entre sus ingredientes o como trazas. 

7- Si me salto la dieta sin gluten, ¿puedo tener cáncer? ¿qué me pasa si me salto la dieta sin gluten? 

La dieta sin gluten es un tratamiento. No es una moda, no es un capricho, no es una dieta para adelgazar. 

Es el único tratamiento eficaz a día de hoy para la enfermedad celiaca, la sensibilidad al gluten no celiaca y la alergia al trigo. 

La enfermedad celiaca es lo que su propio nombre indica, una enfermedad. El sistema inmunológico del celiaco, las defensas del organismo, confunden al gluten con un enemigo y cuando el celiaco ingiere la más mínima cantidad de gluten, se defienden de él produciendo anticuerpos y atacándole, provocando así daños en el intestino delgado. Este proceso inmunológico va poco a poco dañando las vellosidades intestinales dando lugar a todo tipo de síntomas y a una malabsorción de los nutrientes. 

Cuando el celiaco deja el gluten, su sistema inmunológico no actúa de forma errónea porque no se está consumiendo la proteína que desencadena esa reacción, por lo que el intestino no sufre daños. 

Cada vez que el celiaco toma gluten se desencadena esa reacción inmunológica, reaparecen los síntomas y se provoca daño de nuevo. En un medio, largo plazo pueden aparecer problemas mucho más graves. 

Y uno de esos problemas es el linfoma intestinal asociado a celiaquía. No es nada habitual, nada común, pero existe y conviene saberlo para entender la seriedad que supone la celiaquía y la necesidad de realizar siempre una dieta sin gluten estricta. 

Celiaquía: qué es

Ni una intolerancia, ni una alergia: una enfermedad autoinmune, de ahí que el tratamiento, la dieta sin gluten, deba ser estricta todos los días. 

¿Qué pasa si me salto la dieta sin gluten?

La dieta sin gluten es un tratamiento, y transgredirla siempre tiene consecuencias. 

8- ¿Necesito vajilla nueva para cocinar sin gluten, cubertería, etc? 

Y es que evitar la contaminación cruzada es un reto y tiene que el objetivo desde el día 1 tras el diagnóstico. 

Pero no es necesario que los celiacos tengan sus propios platos o sus propios cubiertos. Sí es necesario que tengan su propia tostadora en la que nunca hay gluten; si es necesario que cuando se cocina sin gluten el gluten esté lo más alejado posible. Sí es necesario que ni una sola miga de pan con gluten caiga sobre el plato del celiaco, pero a la hora de cocinar sin gluten, si la olla está completamente limpia de gluten, no habrá problema. Si la sartén está completamente limpia de gluten no habrá problema. Si los cubiertos están totalmente limpios no habrá problema. 

Lo que sí provoca contaminación cruzada es freir en aceite que antes se ha utilizado para freir con gluten, alimentos sin gluten. O remover con un cucharón una salsa con gluten y a continuación, sin lavarla, una sin gluten. 

Tampoco podremos cortar pan con gluten y después, con el mismo cuchillo y sin lavarlo, cortar pan sin gluten. Al igual que no podemos cortar algo con gluten sobre la tabla de cortar y después, sin lavarla, cortar algo sin gluten. 

La contaminación cruzada es el gran caballo de batalla de los celiacos y es necesario evitarla en todo momento. A continuación te explicamos cómo evitar la contaminación cruzada por gluten. 

Cuándo hay contaminación cruzada por gluten

Evitar la contaminación cruzada por gluten es uno de los objetivos del celiaco para realizar la dieta sin gluten. Aquí, los consejos para mantenerla lejos. 

9- ¿Me puedo fiar de las cartas de alérgenos de los restaurantes para comer sin gluten?

Rotundamente, no. Las cartas de alérgenos de los restaurantes responde al Reglamento Europeo 1169/ 2011, por el cual se obliga a todos los establecimientos de restauración, indicar los 14 alérgenos que puedan tener sus platos (desde las tapas, las raciones, a la carta). Es de obligado cumplimiento. 

Sin embargo esta normativa se refiere únicamente a los 14 alérgenos que pueden tener los platos como ingredientes, no como trazas, por lo tanto no tiene en cuenta ni la manipulación ni la contaminación cruzada. 

Así, cuando acudimos a un restaurante, no podemos fiarnos únicamente de su carta de alérgenos, deberemos preguntar si además de ser sin gluten los platos que así lo indican, se trabaja evitando la contaminación cruzada. 

En caso de que la respuesta no sea afirmativa, ese plato no será apto nunca. 

El celiaco, fuera de casa, debe tener en cuenta que siempre debe identificarse como tal, y siempre debe preguntar si evitan la contaminación cruzada. 

En Celicidad tenemos dos herramientas para encontrar restaurantes sin gluten seguros para celiacos, ambas gratuitas y con más de 2.200 restaurantes con opciones aptas en España. Y aún con esta ayuda en el móvil, siempre recomendamos identificarse y volver a preguntar. 

App Celicidad

Gratuita para Android, encuentra más de 2.200 restaurantes sin gluten en España. Búscalos por ubicación, cercanía, dirección, valóralos, sube fotos, señala tus favoritos…

Web Restaurantes Sin Gluten

Si no tienes Android, en la web de restaurantes sin gluten de Celicidad, encuentras los mismos restaurantes y las mismas funcionalidades que en la App. 

10- ¿Puedo ser celiaco? ¿Es síntoma de celiaquía…?

Todos los días nos llegan por redes sociales, por correo, mensajes a la web, casos reales de personas con determinados síntomas que tienen sospecha de enfermedad celiaca. 

Los síntomas de la celiaquía son digestivos y extradigestivos, son diferentes en cada etapa de la vida y casi son diferentes en cada celiaco. Si tenemos sospecha de celiaquía, si tenemos síntomas de cualquier tipo, debemos acudir al especialista. 

En internet nos podemos ayudar, pero cuando hablamos de salud, siempre es necesasrio acudir al profesional de la salud. 

Por otro lado, la enfermedad celiaca tiene síntomas muy variados y difusos, que pueden ser debidos a otras patologías y de ahí la importancia de tener un diagnóstico certero realizado por un profesional de la salud tras haber pasado por unas determinadas pruebas. 

Así, cuando alguien pregunta si la diarrea es un síntoma de celiaquía, la respuesta es «sí», pero las diarreas pueden ser síntomas de otras patologías y será el médico el que decida en cada caso, en función de la clínica del paciente, de su historial, y de su propio criterio profesional, las pruebas a realizar. 

 

Síntomas digestivos de celiaquía

Los síntomas digestivos forman parte de la celiaquía clásica y estos son los principales. 

Síntomas extradigestivos de celiaquía

En adultos son más habituales los síntomas extradigestivos

Síntomas de celiaquía

Los más comunes, por edades, ya que son diferentes en niños, en adolescentes y en adultos. 

¡No te vayas con las manos vacías!

Llévate GRATIS mi guía con TODOS los PRODUCTOS SIN GLUTEN