Son numerosas las enfermedades asociadas a la celiaquía. Y es que la Enfermedad Celiaca se define como un trastorno sistémico, que por tanto puede afectar a todo el organismo y de base autoinmune, por lo que se relaciona con el resto de enfermedades provocadas por el sistema inmunitario. Algunas de las más habituales, están recogidas aquí.

Al hablar de enfermedades asociadas a la celiaquía, debemos deternenos primero en los grupos de riesgo de enfermedad celiaca. Son grupos poblacionales que cumplen unos criterios determinados que los hacen más sensibles al desarrollo de enfermedad celiaca y por tanto es recomendable que sean sometidos a pruebas de celiaquía, independientemente de si tienen o no síntomas de celiaquía.

enfermedades asociadas celiaquia

El principal grupo de riesgo de celiaquía, son los familiares de primer grado de un celiaco, es decir, padres, hijos y hermanos.

Más allá de la familia, existen otros grupos de riesgo que son también enfermedades asociadas a la celiaquía: 

-Tiroiditis Autoinmune

El Hipotiroidismo de Hashimoto es el más habitual. En este caso el sistema inmunitario reacciona contra la tiroides y es más frecuente en mujeres que en hombres. Aunque en muchas ocasiones aparece antes que la celiaquía, tras el diagnóstico de enfermedad celiaca y el inicio de la dieta sin gluten, los síntomas del hipotiroidismo no tienen por qué remitir, y aunque hay personas que mejoran con la dieta, no hay estudios que demuestren que eliminar el gluten mejore el tiroidismo autoinmune en celiacos. Eso sí, la dieta debe ser estricta igualmente.

-Diabetes Mellitus Tipo I

Aunque las cifras oscilan, un porcentaje considerable de las personas con diabetes mellitus Tipo I también son celiacas. El Dr. Vaquero, del Hospital de León, apunta que entre un 3 y un 8% de las personas con Diabetes Tipo I padecen también celiaquía. Se trata de dos enfermedades autoinmunes y crónicas.

-Déficit Selectivo de IgA

Es la inmunodeficiencia más común y normalmente es hereditaria. Las personas con este déficit suelen ser asintomáticas aunque también aparecen síntomas como sinusitis, asma, problemas respiratorios, intestinales y también enfermedades autoinmunes como es el caso de la celiaquía.

enfermedades asociadas a la celiaquia

-Síndrome de Down

Se estima que hasta el 12% de las personas con Síndrome de Down son también celiacas, de ahí que consituyan un grupo de riesgo de celiaquía muy a tener en cuenta y se haga necesario realizar las pruebas de la celiaquía a aquellos que padecen este síndrome cromosómico.

-Síndrome de Turner

Como nos explican desde la web Medline, el síndrome de Turner “es un trastorno genético que afecta el desarrollo de las niñas. La causa es un cromosoma X ausente o incompleto. Las niñas que lo presentan son de baja estatura y sus ovarios no funcionan en forma adecuada”.

-Síndrome de Williams

Se trata de una enfermedad genética considerada “rara” o “poco frecuente”. Se caracteriza por un trastorno del desarrollo que asocia una malformación cardiaca con retraso psicomotor, dismorfia facial y un perfil cognitivo y conductual específico.

Además de estas enfermedades asociadas a la celiaquía, que son grupos de riesgo, por lo tanto son muy frecuentes, hay otras enfermedades que también son muy habituales en celiacos.

-Dermatitis Herpetiforme: celiaquía en la piel 

Mención a parte se merece la Dermatitis Herpetiforme (DH), la manifestación en la piel de la enfermedad celiaca. A día de hoy se sabe que todas las personas que padecen Dermatitis Herpetiforme son también celiacas, como explica la especialista en DH y celiaquía, la Dra. Paloma Borregón.  Se manifiesta con unas lesiones cutáneas simétricas, que cursan con ampollas. Tras el correcto diagnóstico y el inicio de la dieta sin gluten, las lesiones acaban remitiendo (aunque pueden tardar hasta dos años desde que negativizan los anticuerpos, en desaparecer completamente).

Enfermedades asociadas celiaquia

-Osteoporosis

La osteoporosis es una patología esquelética caracterizada por la disminución de masa ósea y un deterioro en la microarquitectura de los huesos. Es decir, los huesos se vuelven más frágiles y aumenta el riesgo de sufrir fracturas.Afortunadamente en el actual Protocolo de Diagnóstico Precoz se tiene en cuenta esta patología y se recomienda realizar densiometrías oseas a las personas celiacas durante el seguimiento de la enfermedad, tras el diagnóstico.

-Problemas ginecológicos

Los expertos apuntan que la enfermedad celiaca hace que las mujeres que la padecen presenten variaciones de carácter ginecológico como son alteraciones del desarrollo menstrual, mayor número de abortos, alteraciones en la fertilidad, adelantamiento del periodo climatérico (el que señala el agotamiento ovárico y se manifiesta antes y después de la menopausia), entre otras.

-Síndrome de Sjögren

Otra enfermedad asociada a la celiaquía es este síndrome autoinmune en el cual, el sistema inmunitario ataca las glándulas que producen las lágrimas y la saliva, dando lugar a boca seca y ojos secos. Además puede afectar a otras partes del cuerpo provocando sequedad en nariz, garganta, piel, pero también puede afectar a las articulaciones, pulmones, riñones, etc. Afecta más a las mujeres y normalmente aparece después de los 40 años.

-Ataxia por gluten 

Aunque existen más enfermedades neurológicas asociadas a la celiaquía -un grupo denominado Neurogluten– la ataxia por gluten es aquella cuya relación ha sido más descrita en la literatura médica. La ataxia en términos generales, es una descoordinación en los movimientos del cuerpo y puede producirse por diversas patologías, no sólo por una enfermedad celiaca o una sensibilidad al glutenLos pacientes que sufren estos episodios necesitan también dieta sin gluten, y ésta es eficaz siempre y cuando no se haya llegado demasiado tarde al diagnóstico. Explica el Doctor Miguel Montoro de la Unidad de Gastroenterología y Hepatología del Hospital San Jorge de Huesca, que si el diagnóstico “se realiza tarde, cuando ya se ha producido una pérdida notable de las células de Purkinje (tipo de neurona que se encuentra en la corteza del cerebelo), la respuesta a la dieta sin gluten puede ser pobre”.

Además de estas enfermedades asociadas a la celiaquía -probablemente las más comunes- hay otras que pueden aparecer también en personas celiacas. Es importante recordar, que al tratarse de una enfermedad autoinmune, tiene mayor relación con otras enfermedades de tipo autoinmune. La celiaquía puede tener otras manifestaciones cutáneas, como psoriasis o vitíligo, pero también puede dar lugar a una hepatits autoinmune, puede provocar aftas y problemas en el esmalte de los dientes, etc.