Escúchalo también en Apple Podcast, Spotify, Ivoox, Spreaker, Podimo o Youtube

La Dermatitis Herpetiforme es la manifestación de la celiaquía en la piel. Se trata de una afección poco habitual, pero característica de la enfermedad celiaca. «Hace años esta relación no estaba tan clara, pero a día de hoy sabemos que todos los pacientes con dermatitis herpetiforme son celiacos», indica la Dra. Paloma Borregón, Dermatóloga especialista en Dermatitis Herpetiforme y Celiaquía de la Clínica Iván Malagón. Hablamos con ella de esta y otras manifestaciones de la celiaquía en la piel en el episodio 38 de Onda Celicidad.

La Dermatitis Herpetiforme afecta solo a un 25% de los celiacos, aproximadamente, «no es habitual, por eso muchas veces no se piensa a ella y no se diagnostica. Es fundamental en las consultas de dermatología tenerla siempre en mente», explica la Dra. Paloma Borregón, cuya tesis doctoral fue precisamente sobre esta manifestación de la celiaquía en la piel. «Iba a hacer la tesis sobre otro tema, pero tenía un caso muy cercano de dermatitis herpetiforme y finalmente me decidí por ella», señala.

Explica la especialista que la dermatitis herpetiforme es una de las enfermedades «que afectan a la piel que más pica, los pacientes llegan completamente desesperados y después de rascarse tanto es difícil ver las lesiones características de la dermatitis herpetiforme y se puede confundir con otra patología, como la psoriasis», señala.

La Dermatitis Herpetiforme es una enfermedad autoinmune, «en la que nuestros propios anticuerpos van contra la piel. Los anticuerpos se despositan en la piel y las células, que normalmente están unidas, se separan, rompen la unión celular y surgen pequeñas ampollas en las zonas de extensión del cuerpo, codos, rodillas, sacro, cuera cabelludo». El picor que produce hace que el paciente se rasque y cuando llega a consulta las ampollas se han convertido en costras que hacen que el diagnóstico sea más complicado.

La clave, «como con la enfermedad celiaca es pensar en ella. Son muchas cosas las que hay que tener en cuenta. La enfermedad celiaca es como un puzzle hecho con distintas piezas y hay que hablar con el paciente para ir encajando esas piezas y sospechar de ella. Si no se sospecha, obviamente no se diagnostica».

El diagnóstico de la dermatitis herpetiforme pasa por la realización de una biopsia de la piel, «con eso podemos ya diagnosticar la dermatitis y por tanto la celiaquía, pero yo siempre recomiendo que se realice una biopsia intestinal porque es importante saber qué daño intestinal tiene el paciente y también es una forma de que el paciente tome conciencia del verdadero problema que tiene y de la necesidad de hacer una dieta sin gluten estricta para siempre», afirma.

Señala la Dra. Borregón que las lesiones de la Dermatitis Herpetiforme tardan mucho tiempo en desaparecer a pesar de realizar una dieta sin gluten estricta. «Hay que tener paciencia porque no es algo que desaparezca rápidamente, puede tardar y a veces los pacientes se desesperan y piensan que la dieta no les está sirviendo, y no es así, hay que dejar que pase el tiempo y hacer las cosas bien».

Aunque el tratamiento es la dieta sin gluten estricta de por vida, como el de cualquier otra persona con celiaquía, los especialistas pueden pautar también un fármaco para aliviar el brote. «A veces los pacientes tienen brotes que les impiden hacer vida normal porque están todo el día rascándose, para esos casos tenemos un fármaco que sirve para aliviarles el brote, pero no es el tratamiento y no se debe dar durante mucho tiempo. El tratamiento es la dieta sin gluten estricta».

Además de la dermatitis herpetiforme la Dra. Borregón habla de otras enfermedades que pueden estar relacionadas con la celiaquía, por su carácter autoinmune. «La psoriasis, el vitíligo, una alopecia areata pueden aparecer asociadas a la celiaquía, pero esto no quiere decir que una dieta sin gluten solucione una alopecia areata, puede ocurrir, pero no hay una relación directa», señala.

La Dra. Borregón, miembro del Comité Científico de FACE, hace hincapié también en algunos de los problemas que se están encontrando a día de hoy en consulta para un correcto diagnóstico de la enfermedad celiaca. «La celiaquía en algunos casos puede ser realmente complicada de diagnosticar, hay síntomas muy difusos y no siempre es sencillo porque a veces los resultados de las pruebas tampoco son del todo claros… pero cuando el paciente se retira el gluten por iniciativa propia antes de someterse a las pruebas complica mucho el proceso. Es fundamental que los pacientes sigan consumiendo gluten hasta que el especialista se lo diga», afirma.

INFORMACIÓN RELACIONADA:

Web Dra. Borregón

Instagram Dra. Borregón

Dermatitis Herpetiforme, Dra. Borregón

Biopsia intestinal de celiaquía

Clasificación Marsh: daño intestinal en celiacos

Pruebas diagnósticas de enfermedad celiaca