La citometría de flujo de la biopsia duodenal ofrece información relevante sobre las subpoblaciones de linfocitos intraepiteliales (LIE) en la mucosa y es una prueba muy útil para el diagnóstico de aquellas personas que o bien tienen una serología negativa, pacientes que no presentan atrofia vellositaria y también es de gran ayuda en casos dudosos, según apunta el Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca, publicado por el Ministerio de Sanidad de España en 2018.

La citometría de flujo para la determinación del linfograma intraepitelial se incluyó por primera vez en el Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca. Los Linfocitos Intraepiteliales (LIEs) son células del sistema inmunológico, ubicados en el epitelio intestinal. Según el actual protocolo del Ministerio de Sanidad, «se ha descrito un patrón celiaco concreto -un aumento de los unos determinados LIE y una disminución de otros LIE- lo que muestra una elevada precisión diagnóstica para enfermedad celiaca».

«Los cambios en las subpoblaciones de Linfocitos Intraepiteliales (LIE) son una característica constante en la mucosa duodenal de los pacientes con celiaquía, por lo que su caracterización mediante citometría de flujo es una herramienta diagnóstica de gran utilidad, apunta la Dra. Concepción Núñez del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Por su parte, el Dr. Montoro, Presidente de la Sociedad Española de Enfermedad Celiaca (SEEC), indica también que «de cara a tener un diagnóstico preciso, cobra especial relevancia la citometría de flujo, es una prueba muy importante. Permite hacer unos linfogramas que son los que caracterizan bien las poblaciones linfocitarias y el celiaco tiene un linfograma intraepitelial muy característico que añade mucha precisión al diagnóstico. Las CCAA tienen que autorizar la realización de estas técnicas en su cartera de servicios porque son muy útiles y nos van a ahorrar muchos costes; la hoja de ruta cuando tienes el linfograma hace que el proceso sea mucho más corto«, afirma.

La citometría de flujo es una técnica que se realiza tras la biopsia dudodenal y se recomienda especialmente en tres situaciones, recoge el documento:

-Pacientes con serología negativa (no elevan anticuerpos pero existe sospecha clínica elevada)

-Pacientes con celiaquía sin atrofia vellositaria (tienen un Marsh 1, un Marsh 2, ver Clasificación Marsh)

-Casos dudosos (pacientes con diagnóstico no definitivo tras la realización de las pruebas diagnósticas de celiaquía)

La citometría de flujo de las biopsias duodenales es también «un marcador de enfermedad celiaca en pacientes que han iniciado la dieta sin gluten por cuenta propia y no quieren realizarse una prueba de reintroducción del gluten«.

En el caso de la celiaquía refractaria tipo 2, es esta la prueba necesaria para diagnosticar las poblaciones aberrantes

¿Dónde hacer una citometría de flujo de la biopsia duodenal?

A pesar de ser una prueba realmente importante en el diagnóstico de muchos pacientes, la citometría de flujo de las biopsias duodenales no es una prueba que se realice de manera habitual y aún muchos profesionales desconocen que forma parte del Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca.

Sin embargo, como explica la Dra. Sari Arponen en el podcast Onda Celicidad, «es muy interesante porque cada vez llegan más pacientes a la consulta haciendo ya la dieta sin gluten y en ocasiones reintroducir el gluten puede ser realmente complicado. Con la citometría de flujo tenemos una opción muy buena para, sin reintroducir el gluten, saber si el paciente es celiaco o descartar la enfermedad.

Para realizar esta prueba se necesita una serie de equipos que no están presentes en todos los hospitales.

Sí están realizando citometrías de flujo de biopsias duodenales en el diagnóstico de enfermedad celiaca en los hospitales madrileños, Hospital Clínico San Carlos, Hospital La Paz, en la Fundación Jiménez Díaz. La realizan también en CIMA Lab de la Universidad de Navarra, Hospital San Jorge de Huesca y en Hospital Joan XXIII de Tarragona, así como en el Hospital de Badajoz.