¿Es posible diagnosticar celiaquía sin biopsia intestinal? Según la (Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición) ESPGHAN, y tal y como recoge el nuevo Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca, sólo se puede diagnosticar sin biopsia en el caso de niños y adolescentes que cumplan determinados criterios clínicos y médicos.

Las pruebas diagnósticas de enfermedad celiaca, de manera general, son cinco: clínica compatible con enfermedad celiaca –síntomas digestivos y extradigestivos de celiaquíaserología de anticuerpos, prueba genética, biopsia intestinal y respuesta ante la dieta sin gluten. En algunas ocasiones, como contempla el nuevo Protocolo de Diagnóstico Precoz de Celiaquía, se puede incluir el linfograma intraepitelial por citometría de flujo, para ayudar a confirmar o reforzar el diagnóstico en casos dudosos, aunque no es una prueba que se realice en todos los hospitales.

linfograma intraepitelial

 

La biopsia intestinal es una prueba fundamental en el proceso diagnóstico de la celiaquía. Para que la biopsia se realice de forma correcta, es necesario coger 4 biopsias de duodeno y 2 bulbares, un total de 6 muestras y siempre que el paciente esté consumiendo gluten. Los especialistas insisten en este punto, no se debe eliminar el gluten de la dieta hasta que se confirma el diagnóstico.

El resultado del estudio anatomopatológico de esas muestras de intestino, permitirán confirmar si existe o no existe lesiones intestinales compatibles con la enfermedad celiaca atendiendo a los criterios de la clasificación Marsh, que van desde un Marsh 1 a una atrofia vellositaria total con un Marsh 3c.

La biopsia intestinal mostrará si existe o no lesión intestinal compatible con enfermedad celiaca y en el caso de tratarse de un paciente adulto, se debe realizar de forma obligatoria para un correcto diagnóstico, independientemente del resto de pruebas

En el caso de que el resultado de la biopsia sea un Marsh 1 es fundamental que se descarten otras patologías que también pueden ocasionar esta lesión como como enfermedad de Crohn, el consumo de algunos antiinflamatorios no esteroideos, una gastroenteritis por virus..etc. Es importante que se evalúen estas circunstancias para proceder a un correcto diagnóstico de la enfermedad celiaca o un descarte de la misma.

Diagnóstico de Celiaquía sin biopsia

Según apunta el especialista en enfermedad celiaca, el Dr. Luis Rodrigo, la biopsia es el patrón oro para el diagnóstico y es necesario realizarla siempre que haya elevada sospecha de celiaquía y a pesar de que unos anticuerpos puedan resultar negativos. Es la denominada celiaquía seronegativa.

Sin embargo, en niños y adolescentes, según los criterios de la ESPGHAN y tal y como recoge el actual protocolo de Diagnóstico Precoz de Celiaquía publicado por el Ministerio de Sanidad (mayo 2018), pueden ser diagnosticados sin biopsia siempre y cuando cumplan ciertos criterios clínicos y médicos.

“Las biopsias intestinales únicamente pueden omitirse en niños y adolescentes claramente sintomáticos, con niveles de Anti Transglutaminasa  10 veces por encima del valor de referencia en dos momentos distintos, verificados por anticuerpos anti-endomisio  y positividad de HLA DQ2 (DQ2.5 y/o DQ2.2) y/o DQ8. En todos los demás casos la biopsia intestinal es necesaria para evitar diagnósticos incorrectos. En adultos, sin embargo, la biopsia intestinal sigue siendo obligatoria en todos los casos”.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celiaca?

La enfermedad celiaca afecta al 1% de la población y se estima que en la actualidad entre el 80 y el 85% aún no están diagnosticados. Para confirmar el diagnóstico de celiaquía se requieren de una serie de pruebas. A día de hoy no existe ninguna prueba que por sí sola pueda diagnosticar la enfermedad celiaca.