Celiaquía y abortos de repetición, problemas de fertilidad, primera menstruación tardía… Cuando la enfermedad no ha sido diagnosticada, son muchas las manifestaciones ginecológicas que pueden aparecer.

Celiaquía y abortos de repetición, van de la mano muchas veces cuando la enfermedad celiaca no ha sido diagnosticada. Y es que los expertos señalan que los abortos de repetición son mucho más comunes en celiacas sin diagnosticar que en el resto de la población femenina, y de hecho muchas veces este problema es la señal que despierta la sospecha clínica de celiaquía en el especialista, como recoge la guía 0 Gluten, que comienza así las pruebas de diagnóstico de la celiaquía.

Se considera aborto la interrupción del embarazo de menos de 20 semanas de gestación, ya sea natural o provocada. Cuando se produce antes de la semana 10, se denomina aborto precoz; entre la 11 y la 20 aborto tardío y a partir de la 20, parto prematuro. Los abortos naturales pueden estar causados por una gran cantidad de problemas que varían desde alteraciones de la tiroides (como hipotiroidismo sin diagnosticar) miomas, sinequias, toxicología, o también problemas causados por el propio feto.

Un 11% de mujeres con problemas de fertilidad son celiacas sin diagnosticar 

Pero la literatura médica y numerosos estudios, reflejan que los abortos de repetición pueden ser una de las manifestaciones extradigestivas de una celiaquía por diagnosticar, y según explica el Grupo de Reproducción Asistida, GESTAR, “cuando la enfermedad celiaca no ha sido diagnosticada o no está siendo tratada hay una mayor incidencia de abortos espontáneos, crecimiento intrauterino retardado y bebés que nacen con poco peso”.  Por desgracia celiaquía y abortos de repetición no son la única manifestación ginecológica, como recoge la guía 0 Glutenpero es una realmente importante. Y es que el riego de abortos de repetición en mujeres celiacas sin diagnosticar es mucho más elevado, y alcanza un 15% frente a un 6% en la población general. Pero es igual de preocupante la cifra que señala que un 11% de mujeres con problemas de fertilidad son celiacas sin diagnosticar. Sin olvidarnos de que las manifestaciones ginecológicas son sólo una parte de las múltiples manifestaciones extradigestivas de la celiaquía. 

celiaquía y abortos de repetición

Nos explican desde GESTAR que la enfermedad celiaca afecta tanto a la fertilidad de la mujer, como a la del hombre y por supuesto cuando no está diagnosticada ni tratada, puede complicar el embarazo y la gestación, así como, evidentemente, la posibilidad de lograr el embarazo.

Esterilidad y celiaquía

La esterilidad en muchas ocasiones tiene una causa clínica conocida que puede tratarse, pero el 15% de las personas con esterilidad no encuentran la razón de la misma, es lo que se denomina esterilidad de origen desconocido, y según recientes estudios, dentro de este porcentaje hasta un 5,6% podrían tener la respuesta en una celiaquía sin diagnosticar que quizás ha permanecido en forma de celiaquía asintomática.

Además es habitual en mujeres celiacas -como recoge la guía 0 Gluten– sin diagnosticar que la primera menstruación aparezca después de los 16 años y pueden también presentar menopausia precoz y amenorrea (ausencia de menstruaciones), con lo cual el periodo fértil para concebir es más reducido y mucho más complicado.

Celiaquía y abortos de repetición, y celiaquía e infertilidad, han sido estudiados en muchos casos y los expertos han llegado a la conclusión de que la malabsorción intestinal propia de una celiaquía sin tratar puede llegar a dañar el tejido placentario, así cuando el embrión se implanta su desarrollo es mucho más complicado.

Además de presentar problemas relacionados con la fertilidad, en muchas ocasiones durante el embarazo, la celiaquía deja de ser asintomática y se convierte en una celiaquía clásica con diarreas, problemas de malabsorción, dificultad para ganar peso a pesar del embarazo, etc. Una vez que la mujer embarazada recibe su diagnóstico de celiaquía e inicia la dieta estricta sin gluten, todos estos problemas comienzan a corregirse y el embarazo se convierte en un embarazo con los mismos riesgos que el de una mujer sin celiaquía. 

Eso sí, los especialistas recomiendan a las mujeres celiacas embarazadas, tomar todas las precauciones posibles para evitar la contaminación cruzada. En nuestra guía Aprender a Cocinar Sin Gluten, se recogen las claves, consejos y trucos para identificar productos y alimentos con y sin gluten, aprender los procedimientos para evitar la contaminación cruzada, etc.