¿Que es el SIBO? ¿Qué síntomas provoca? ¿Por qué aparece el SIBO? ¿Cómo se diagnostica el SIBO? ¿Se puede curar el SIBO? ¿Qué tipos de SIBO hay? ¿Cuál es el mejor tratamiento para el SIBO? ¿Hay relación entre SIBO y celiaquía? Son muchas las preguntas sobre el Sobrecrecimiento Bacteriano de Intestino Delgado (SIBO, por sus siglas en inglés), y en esta información vamos a tratar de responderlas recurriendo a grandes expertos en este ámbito: Asun González de guerrasintestinas, la Dra. Ana Esteban y Nutribiótica, y el laboratorio VIVOLABS, entre otros.

El SIBO es un trastorno producido por un desequilibrio de la microbiota (un tipo de disbiosis intestinal). Concretamente hablamos de SIBO cuando se produce un crecimiento excesivo de microorganismos en el intestino delgado, un órgano en el que a priori hay menos microorganismos (hay más cantidad en el intestino grueso, especialmente en el colon). Este desequilibrio que caracteriza al SIBO da lugar a una serie de síntomas digestivos y/o extradigestivos variados, inespecíficos y difusos lo que complica tanto la sospecha clínica como el diagnóstico de SIBO.

Explican en la web de Nutribiótica, que en el intestino delgado «de forma normal, la densidad demicroorganismos esm enor que en el intestino grueso, debido a la mayor velocidad de tránsito, a los ácidos biliares y a la barrera gástrica que limita el paso de microorganismos desde la cavidad oral». El 95% de los microorganismos de nuestro tracto digestivo, apuntan los expertos de Nutribiótica «se encuentra en el colon». Así que cuando hay un desequilibrio y aumenta de forma considerable el número de microorganismos que habitan en el intestino delgado, hablamos de SIBO.

SIBO: ¿qué microorganismos encontramos?

Explican en Vivolabs, laboratorio de referencia en pruebas genéticas de celiaquía y de microbiota, que los filos bacterianos más representativos de la microbiota son los «Firmicutes, los Bacteroidetes y las Actinobacterias». Este laboratorio recoge también que las bacterias que más se han asociado al SIBO son «Streptococcus, Escherichia coli, Lactobacillus y Bacteroides». Indican también que aunque estas bacterias aumenten en número, esto no siempre es sinónimo de SIBO, ya que se necesita «una inflamación del tejido intestinal como respuesta».

Cuando esto se da aparecen los síntomas del SIBO

SIBO: ¿qué síntomas provoca el SIBO?

La Bióloga y Dietista Asun González, de Guerrasintestinas, apunta en su libro «Sibo ¿te hinchas como un globo después de comer?», que el síntoma más típico del SIBO son los «gases excesivos, esa barriga de embarazada de 6-9 meses que empeora al final del día y con ciertos alimentos».

Desafortunadamente no es el único síntomas del SIBO que puede provocar tanto síntomas digestivos como síntomas extradigestivos, lo que hacen que la sospecha por parte del profesional pueda apuntar a otras entidades.

Los principales síntomas del SIBO son:

  • Náuseas
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Pérdida de apetito
  • Dolor abdominal
  • Exceso de gases
  • Baja de peso
  • Esteatorrea

Qué es el SIBO

Síntomas Extradigestivos del SIBO

Si hablamos de síntomas del SIBO de carácter extradigestivo, Asun González señala que pueden aparecer eccemas y niebla mental entre otras manifestaciones del SIBO.

Desde la web intestinoysalud.com, indican que otros síntomas del SIBO (no digestivos), pueden ser:

  • Cansancio
  • Debilidad
  • Disnea/falta de aire
  • Falta de concentración
  • Dolor articular
  • Palpitaciones
  • Otros síntomas sistémicos que se derivan de la permeabilidad intestinal

SIBO: ¿qué causa el SIBO?

Los últimos estudios publicados sobre SIBO apuntan a diferentes factores que hacen que haya más probabilidades de desarrollar SIBO, como ser mujer, la edad, el consumo de ciertos fármacos… etc. Los veremos en más detalle a continuación.

Vivolabs apunta a 5 causas principales como posibles causantes del SIBO.

  • Problemas estructurales en el intestino delgado
  • Cambios anormales en el PH del intestino delgado
  • Desbalance o mal funcionamiento del intestino delgado
  • Hipoclorhidria, que se da cuando hay un nivel demasiado bajo de ácido estomacal.
  • Uso excesivo de ciertos medicamentos como antibióticos, narcóticos y supresores gástricos

El laboratorio Vivolabs es el laboratorio de referencia en pruebas genéticas de Enfermedad Celiaca (tienes aquí más información y descuentos), es también experto en pruebas de microbiota (disbiosis, sibo…)

Síntomas de disbiosis
Síntomas de disbiosis

SIBO: factores que predisponen

Nutribiótica se hace eco del paper «The spectrum of Small Intestinal Bacterial Overgrowth», que recoge en una tabla algunas condiciones o factores que hacen que las personas tengan mayor predisposición a tener un SIBO.

Si hablamos de géneros, entre las mujeres hay mayor incidencia de SIBO que entre los hombres. Y también la edad es un factor que se ha tenido en cuenta. «alguna de las causas que favorecen el desarrollo del SIBO, es el abuso de fármacos o de antibióticos, lo que genera una mayor prevalencia del trastorno en gente mayor, normalmente polimedicada.

Apuntan también los expertos de Nutribiótica, que en niños no hay suficientes estudios, pero el «SIBO es frecuente en niños que toman inhibidores de la bomba de protones, aquellos con retraso del crecimiento o que presentan dolor abdominal crónico».

En esta entrevista en Onda Celicidad, la bióloga y dietista experta en SIBO, Asun González, nos habla sobre síntomas del sibo, prueba y tratamiento. Además habla de la relación con otras patologías, entre ellas la Enfermedad Celiaca, y de la aparición de intolerancias alimentarias asociadas.

Puedes ver su trabajo en guerrasintestinas.com

En cuanto al consumo de fármacos el consumo de inhibidores de la bomba protónica y de opioides pueden afectar a la composición de la microbiota y derivar en un SIBO, apuntan desde Nutribiótica.

SIBO y otras patologías intestinales

Los síntomas del SIBO pueden ser confundidos en muchas ocasiones con otras patologías intestinales, de ahí que muchas personas no tengan aún su diagnóstico. Asun González , en su ya citado libro, señala que cerca del 70% de los pacientes con Síndrome de Intestino Irritable, pueden tener SIBO. «Uno de mis objetivos en el trabajo es quitar esa etiqueta de colon irritable para que el paciente tenga realmente el diagnóstico correcto y pueda trabajar para empezar a recuperarse», señala en Onda Celicidad.

Más allá de esos errores de diagnóstico, hay una serie de patologías que guardan relación con el SIBO.

«La Enfermedad de Crohn, la enteritis por radiación, la esclerodermia, la Celiaquía, la diabetes y otras afecciones que pueden retardar el movimiento (motilidad) de los alimentos y los productos de desecho a través del intestino delgado, pueden ser causa de SIBO», apuntan desde la web de la Clínica Mayo.

La dispepsia funcional, las Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Crohn y Colitis Ulcerosa), los divertículos en el intestino delgado incluso una pancreatitis o un hipotiroidismo, pueden tener mayor asociación con el SIBO.

SIBO y Enfermedad Celiaca
SIBO y Crohn

SIBO y Enfermedad Celiaca

La Dra. Ana Esteban, experta en SIBO y Microbiota, habla en esta entrevista en Onda Celicidad, sobre la relación entre el SIBO y la Enfermedad Celiaca.

SIBO

SIBO: diagnóstico

La prueba de SIBO es un test de aire aspirado. Tras la confirmación de que el paciente, efectivamente, tiene síntomas de SIBO, se pide esta prueba para la que el paciente tiene que beber lactulosa (un azúcar sintético). Después tendrá que soplar durante 3 horas en un tubo a intervalos de aproximadamente 25 minutos, según apunta el libro SIBO, ¿te hinchas como un globo después de comer? de Asun González.

Se trata de comprobar si hay metano, dióxido de carbono e hidrógeno en ese aire que exhala el paciente, ya que las bacterias que están en sobrecrecimiento provocan estos gases.

Señalan los expertos de Nutribiótica que la prueba de diagnóstico de SIBO que más consenso genera es la aspiración y el cultivo del contenido yeyunal, pero «para su realización hay que llevar a cabo una endoscopia que es una prueba muy invasiva que requiere tiempo y sedación y cuyo coste es elevado». Además, destacan, también pueden darse problemas que «alteren el resultado final».

En Vivolabs han creado una serie de pruebas de diagnóstico de microbiota intestinal. Puedes verlas aquí, y con el código Micro5 acceder a un descuento del 5%.

SIBO: tratamiento

El SIBO se puede curar, pero los expertos apuntan siempre a que puede ser un proceso difícil. Es fundamental determinar el tipo de SIBO y ponerse siempre en manos de profesionales actualizados y expertos.

En la actualidad el SIBO se trata en ocasiones con antibióticos, pero como nos recuerda la experta Asun González, «el SIBO no es una infección». Desde Nutribiótica señalan que el uso de ciertos fármacos «mejoran los síntomas del SIBO en un 33-92% de los pacientes. Sin embargo también es muy frecuente que trasmeses post-tratamiento vuelvan a aparecer los síntomas».

Indican también que los antibióticos herbáceos «también se han estudiado en SIBO y algunos estudios han observado una eficacia similar a los antibióticos farmacológicos».

Tanto Asun González, como Nutribiótica destacan la importancia de la Microbioterapia -uso terpéutico de probióticos con cepas específicas- siempre pautados por un profesional en función del tipo de SIBO del paciente.

La dieta para personas con SIBO también es un puntal fundamental que también debe ser guiado y pautado por un profesional experto en función de cada paciente.

Onda Celicidad: episodios relacionados

Celiaquía y SIBO
Celiaquía y SIBO