Las rosquillas de anís sin gluten son una de las recetas que me recuerdan a mi infancia. Porque desde que me diagnosticaron enfermedad celiaca mi madre tuvo que adaptar entre otras muchas recetas, la de las rosquillas de anís que hacía mi abuela Oliva. Y aunque le costó dar con la fórmula perfecta la consiguió.

Recuerdo, cuando era muy pequeña y mi madre hacía rosquillas en casa, yo metía la mano en la masa porque me encantaba comérmela. Y es que estaba tan rica tan rica… y después rosquillas para merendar. Qué buenas.

Cuando me diagnosticaron celiaquía mi madre tuvo que reaprender a cocinar. Y al principio no fue fácil. Era una época en la que había muy pocos productos aptos y no tenían la calidad que tienen ahora. Y las rosquillas de anís sin gluten se le resistieron al principio, pero acabó adaptando a la perfección la receta que había hecho siempre su madre, mi abuela Oliva.

Así que aquí os dejo una receta que suma décadas y décadas, porque mi madre ya comía estas rosquillas de niña. Por supuesto, esta receta es una de las recetas sin gluten que podéis encontrar en el ebook de recetas gluten free de mi madre: Las recetas de Celicidad. 20 años cocinando sin gluten.

Tenéis más de 180 páginas de recetas dulces y recetas saladas, de las más tradicionales a algunas mucho más contemporáneas, desde croquetas de jamón a croquetas de queso azul, calamares, cachopo, buñuelos de bacalao, crepes dulces y saladas, churros, bizcochos, galletas de chocolate blanco, galletas de Navidad, tarta de limón, tarta de turrón, tarta de tres chocolates, tarta de almendras, tarta de mascarpone y chocolate, frixuelos e incluso un completo menú navideño sin gluten.

Lo encontráis, en formato digital, en este enlace: Las recetas de Celicidad. 20 años cocinando sin gluten.

Rosquillas de anís sin gluten: ingredientes

-300 g de mix dulce de harina sin gluten

-6 cucharadas (soperas) de aceite

-6 cucharadas de azúcar

-2 huevos

-2 cucharadas de leche

-2 cucharadas de anís

-1/2 sobre de levadura en polvo

Rosquillas de anís sin gluten: preparación

-En una sartén ponemos a calentar el aceite, con piel de limón (para que no quede sabor a aceite crudo). Y se deja enfriar.

-A continuación batimos los huevos y los mezclamos con el azúcar. Incorporamos después el aceite ya frío. Mezclamos bien.

-Agregamos ahora la leche y el anís.

-Por último incorporamos la harina con la levadura y amasamos como si se tratase de pan.

-Dejamos reposar durante media hora aproximadamente.

-Le damos forma de rosquilla y freímos en abundante aceite.

-Podemos decorar con un poco de azúcar por encima.