Diario Médico ha publicado recientemente una entrevista con el Director del Máster de Nutrición, Salud y Actividad Física de la Universidad Internacional de Valencia (UIV) José Moisés Laparra, que apunta a que además del gluten, podría haber otras proteínas implicadas en el desarrollo de la celiaquía.

En concreto Laparra habla de antitripsinas o inhibidores de proteasas, como posibles proteínas relacionadas junto con el gluten, con el desarrollo de la celiaquía. Laparra explica a Diario Médico, que «los datos actuales apuntan a que la modulación por parte de proteínas distintas al gluten del tono basal en el sistema inmune, tienen una enorme importancia en la severidad y naturaleza de las manifestaciones clínicas». El avance consiste en identificar esos «nuevos actores» implicados como «causa directa» en las manifestaciones derivadas de la ingesta del gluten.

El Director del Master, ha señalado que, aunque la prevalencia de la celiaquía es mayor que la diagnosticada, aún será mayor «conforme se vayan superando las dificultades en el diagnóstico debidas al amplio abanico de entidades o manifestaciones clínicas asociadas al gluten», haciendo referencia a la gran cantidad de manifestaciones extradigestivas de la celiaquía y también al denominado neurogluten. Así, este porcentaje aumentará debido a la detección de personas sin la enfermedad celíaca que presentan sensibilidad al gluten no celiaca, intolerancia o alergia al gluten. 

Resultados no definitivos

Y aunque hasta el momento toda la causalidad se atribuye al gluten, este aspecto «está cambiando». Ahora son relevantes las líneas de investigación tendentes a confirmar la repercusión o el impacto de la modulación del sistema inmune innato, por parte de algunos alimentos en las manifestaciones clínicas derivadas de la ingesta accidental de gluten. Ello surge de la consideración de antitripsinas o inhibidores de proteasas, proteínas distintas al gluten, en la severidad de las manifestaciones clínicas derivadas de la ingesta de gluten.

«Esta línea de investigación tiene su origen en el hecho que en una proporción entre el 0,3 y 10 por ciento de los pacientes que sufren la EC las lesiones intestinales no mejoran tras la retirada del gluten.  Esto sugería la participación de otros actores en el desarrollo de la EC», ha comentado a Diario Médico.

Laparra ha resaltado que, hasta el momento, estos resultados se han obtenido con modelos experimentales y se requiere la confirmación en la población humana, además de apuntar que «aunque parece que sí pueden tener un efecto importante, se desconoce en qué medida». El investigador ha advertido que «es importante tener presente que estas proteínas también se encuentran en alimentos que, en su estado natural no contienen gluten, principalmente huevos, legumbres, patatas y soja, entre otros«.

Fuente: Diario Médico

 


logo-celi-peque

 

¿Aún no tienes nuestra app? Descárgate ya la app de Celicidad. Comer sin gluten. Sumamos ya más de 2.000 restaurantes sin gluten en todo el país.

¡No te vayas con las manos vacías!

Llévate GRATIS mi guía con TODOS los PRODUCTOS SIN GLUTEN