Escucha «OC034 – Especial Navidad: Pacientes con restricciones alimentarias» en Spreaker.

Escúchalo también en Apple Podcast, Spotify, Ivoox, Spreaker, Podimo o Youtube

El 38,5% de los celiacos se contaminó durante la Navidad de 2019. Es una de las conclusiones de la Encuesta Retos de la Navidad para los Pacientes Celiacos, que realizamos en enero de 2020 en Celicidad y en la que participaron un total de 962 pacientes. Y es que la Navidad es la época del año que transcurre en torno a una mesa, con un compromiso tras otro (a excepción de la Navidad de 2020) y por eso las personas que tienen restricciones a la hora de alimentarse pueden vivir con cierta tensión esta época del año. Hemos querido saber cómo se enfrentan a estas fiestas tres pacientes activas, formadas, informadas y empoderadas, en el especial Onda Celicidad Navidad, el último episodio del podcast en 2020.

De ese porcentaje de personas con celiaquía que se habían contaminado durante las pasadas Navidad, el 42,7% se había contaminado «en casa, bien en la mesa o por manipulación a la hora de cocinar de alimentos, utensilios, etc, por parte de terceros». El 39,45% se habían contaminado en restaurantes, y un 17,85% desconocían el origen de la contaminación cruzada.

El psicólogo y coach Aaron Jiménez, en el episodio 32 de Onda Celicidad nos explica cómo afrontar estas fiestas de la mejor manera posible. «Es necesario aprender a decir «no» sin miedo a lo que piensen de nosotros, sin miedo a ofender a nadie», señala.

Y en ello están de acuerdo el y las protagonistas del Especial Navidad de Onda Celicidad: Judith Escrig @jusingluten, paciente diabética y celiaca, su pareja Aitor González; Alba Quadrado de @albaquadrado, paciente multialérgica y celiaca que vive sus primeras Navidades Sin Gluten y Laura González, bloguer celiaca de Asturias, Paraíso Sin Gluten, celiaca con muchos años de diagnóstico que nos explica, entre otras cosas, cómo va cambiando el mundo sin gluten.

Judith Escrig y Aitor González @jusingluten

En el caso de Judith Escrig, llegó primero la diabetes tipo I, con un debut afortunadamente «bastante tranquilo». A partir de ahí cambió su vida, «tienes que tener en cuenta que esto es una enfermedad con la que convivir toda tu vida y para estar bien tienes que estar informada y saber cuidarte en todo momento». Recibió ayuda en su hospital para aprender a convivir con la diabetes, y unos años después «en un análisis rutinario, llegó la enfermedad celiaca».

Desde entonces, y son ya algunos años, convive con ambas enfermedades crónicas y comparte a través de las redes sociales su experiencia y sus preparaciones en la cocina. «Los postres son cosas suya», dice su pareja, Aitor González, quien ha entendido desde el primer momento las restricciones de Judith y ha concienciado a su propia familia sobre ellas. «A mi abuela le cuesta un poco más, pero en la familia todos se han adaptado muy bien».

Y cuando llegan estas fiestas y todos nos reunimos a la mesa, Judith lo tiene claro. «Sé lo que puedo comer y lo que no, lo tengo clarísimo y la salud es lo primero, así que no hay caprichos ni permitidos». Y Aitor bromea: «si sobra dulce y ella no puede, ya me lo como yo» .

Esta misma norma la aplica Judith en su día a día cuando sale con amigos. Nos lo contaba ya en Onda Celicidad hace algunos meses, donde nos explicaba con detalle cómo era su ocio con diabetes y celiaquía. «La clave es saber bien lo que puedes hacer, y saber decir no cuando tienes que decir no», afirma.

Y en sus redes sociales demuestra que con información y responsabilidad, la Navidad con restricciones alimentarias, puede ser una Navidad como la de cualquiera, con Tronco de Navidad, galletas de jenjibre y lo que haga falta.

Alba Quadrado

@albaquadrado

Paciente empoderada y empoderando. Lo hace Alba a través de su blog Alergias con Alegría, de sus redes sociales, y de su primer libro Tu ciclo de vida con alergias alimentarias, que acaba de salir al mercado.

Alba convive desde pequeñita con numerosas alergias alimentarias, y hace poco que ha recibido el diagnóstico de enfermedad celiaca. «Llevar tantos años cuidando de mi salud y de mi alimentación me hacía empatizar con las personas con celiaquía, y ahora por fin de muchos años de búsqueda, me ha llegado el diagnóstico». Cuenta que no ha sido fácil y que ha sido ella quien lo ha tenido que buscar. «No estaba bien y no me daban una respuesta, así que gracias a que me informé, pude de alguna manera pedir a mis médicos lo que creía que tenían que hacerme y por fin, gracias a descubrir la PNI, me han dado mi diagnóstico de celiaquía».

Estas serán sus primeras navidades sin gluten. «Y las voy a disfrutar con un buen jamón y buen pan sin gluten», señala. Lleva 28 años conviviendo con las alergias que alguna que otra vez, según cuenta en sus redes y en su blog, le han dado algún susto, pero se crece ante las adversidades y se «come el mundo con alergias alimentarias», como reza su web.

«Cuando era pequeña todo era mucho más complicado, y las Navidades eran un momento duro porque todo me daba alergia. En aquellos momentos no había una comunidad en la que apoyarse, de la que aprender. Ahora, en la era de internet, todo eso ha cambiado, y los pacientes tenemos lugares de referencia en la red para poder aprender y compartir», afirma. Y ese es precisamente su trabajo, ayudar a los pacientes que viven con alergias alimentarias a aprender y superar situaciones.

Para estas Navidades nos recomienda varias cosas que podemos encontrar en este artículo. Entre ellas, «aceptar, planificar, informar, organizar y por último disfrutar».

Laura González

@asturiasparaisosingluten

Laura González es Trafficker digital, tiene el Grado de Turismo y está formándose actualmente como Guía de Información Turística. Compagina todo esto con su trabajo en Asturias, paraíso sin gluten, una web en la que encontrar toda la información necesaria para viajar por Asturias olvidándose del problema de la contaminación cruzada.

Laura lleva años diagnosticada de enfermedad celiaca. Y no es la única en su casa. Así que las fiestas, en ese sentido, son seguras «porque somos mayoría gluten free», señala. Además, esa «ventaja» que da la experiencia y los años conviviendo con esta enfermedad crónica hacen que su perspectiva sea diferente. «Ahora tenemos muchas más opciones para que la Navidad sea como la de cualquiera», afirma.

Y todo esto lo dice a pesar de que es consciente de que en el mundo «sin gluten hay mucho por hacer aún», asegura. A través de Asturias, Paraíso Sin Gluten, Laura ha conocido a muchas personas que a pesar de ser celiacas, «no hacen las cosas bien, no se informan bien y eso nos perjudica a todos», asegura. Su experiencia con los establecimientos respalda esta creencia: «hace poco contactaban conmigo de un local en el que decían que trabajaban sin gluten y que eran celiacos los dueños, sin embargo cuando les pregunté por el tema de la contaminación cruzada decidieron que mejor no promocionarse como establecimiento apto para celiacos».

Conoce la Asturias Sin Gluten como la palma de su mano y por eso es consciente de cómo la región se está adaptando a las necesidades de la dieta sin gluten de las personas con celiaquía, y también es consciente de las carencias que aún hay en materia de restauración. «Queda mucho por conseguir, durante los confinamientos, aún viviendo en el centro de Asturias, no he podido casi conseguir comida a domicilio apta», apunta.

A través de su web, no solo promociona establecimientos con opciones aptas en Asturias, sino que ofrece al que quiera visitar la región, la opción de disfrutar de un viaje completo con opciones sin gluten y con visitas a todo aquello que no te puedes perder. «Es algo que requiere mucha planificación y conocer bien la zona, y eso es lo que yo ofrezco», afirma.

«Estas Navidades son diferentes», señala. Lo son para todos, menos comidas fuera de casa, menos reuniones… y en su familia a nadie se le ocurre decirle eso de «come un poquito que no te va a pasar nada». Cuando eso le ocurre en otros ambientes, «paso del tema, ya me cansa soltar el mitín sobre la celiaquía, lo que más me fastidia es cuando eso te lo dice otra persona con celiaquía, eso sí que me mosquea, pero estoy ya cansada de explicarlo y quedar de exagerada. A día de hoy nos podemos informar en muchos sitios para poder hacer las cosas bien y eso es primordial, pero si alguien no quiere informarse, no puedes hacer nada», afirma.

ENLACES DE INTERÉS

Instagram Judith Escrig

Entrevista Judith Escrig Onda Celicidad

Web Alba Quadrado

Consejos para sobrevivir a estas Navidades con Alergias Alimentarias

Tu ciclo de vida con alergias alimentarias

Instagram Alba Quadrado

Entrevista Alba Quadrado Onda Celicidad

Web Asturias Paraíso Sin Gluten

Instagram Asturias Paraíso Sin Gluten

Cómo sobrevivir a la Navidad sin contaminarse en el intento

Cómo cocinar para un celiaco: consejos para principiantes