En la celiaquía no hay grados. Una persona es celiaca o no es celiaca, pero nadie es más celiaco que el de al lado. Cuando se habla de grados, se habla de grados de lesión del intestino. El daño que nuestro sistema inmunológico provoca a los celiacos es la atrofia de las vellosidades intestinales. Y en función de ese daño hablamos de grados de lesión del intestino. Aquí os lo explicamos.

Contextualizando, la celiaquía es una enfermedad autoinmune, crónica y sistémica, provocada por la intolerancia al gluten que requiere de predisposición genética para llegar a desarrollarse. Cuando el organismo de un celiaco ingiere gluten, el daño se produce en el intestino delgado, en las vellosidades del intestino delgado.

Estas son unos elementos diminutos en forma de filamentos que recubren la parte interna del intestino delgado y se encargan de absorber los nutrientes, como explica la guía 0 Gluten. La mayor parte de la absorción de los alimentos se produce en el intestino delgado, por lo que es fundamental que las vellosidades sean numerosas y estén en condiciones óptimas ya que se encargan de conducir esos nutrientes indispensables al sistema linfático y vascular y por tanto a las células para que esos nutrientes sean empleados.

Por eso es importante que el tratamiento de la dieta sin gluten sea estricto siempre, porque cada vez que un celiaco ingiere la más mínima cantidad de gluten, se produce ese daño a nivel intestinal. Algunos celiacos tienen también síntomas externos cuando ingieren gluten, pero no todos manifiestan señales externas. Lo que sí se produce siempre es el daño a nivel intestinal, y las consecuencias de saltarse la dieta sin gluten pueden llegar a ser graves, como explica la guía 0 Gluten.

El estado en el que se encuentran las vellosidades marcará el grado de avance de la Enfermedad Celiaca, y estos grados de lesión fueron definidos por el patólogo inglés Michael N. Marsh, revisada posteriormente. La clasificación de Marsh indica tres grados de lesión: grado 1 infiltrativa, grado 2 infiltrativa-hiperplástica, grado 3 destructiva plana, de menor a mayor gravedad. El Dr. Luis Rodrigo Sáez, experto también en celiaquía, también se refiere a la clasificación de Marsh para describir la celiaquía.

Clasificación Marsh

Clasificación Marsh

-Grado de lesión 1. La estructura de las vellosidades no está alterada pero el número de linfocitos intraepiteliales (IELs) es superior al 25%. Es la más habitual en celiacos adultos, pero el grado Marsh 1, no siempre indica una enfermedad celiaca, sino que también puede ser originada por otras enfermedades.

-Grado de lesión 2. La estructura de las vellosidades es normal, pero contiene criptas hiperplásicas (situadas en la base de las vellosidades), así como linfocitosis intraepiteliales en un número superior.

-Grado de lesión 3. Presenta un aumento del número de IELs, la hiperplasia de las criptas y atrofia de vellosidades. Esta se subdivide para distinguir el grado de atrofia en las vellosidades en parcial (3a), subtotal (3b) y total (3c).