Celiaquía y osteoporosis son dos enfermedades muy relacionadas. De hecho, tal y como explica el Dr. Rodrigo, experto en enfermedad celiaca, la celiaquía es una de las primeras causas de osteoporosis en jóvenes a nivel mundial.

La relación entre celiaquía y osteoporosis en jóvenes viene determinada por la mala absorción de ciertos minerales por parte de los celiacos, y se estima que entre un 50 y un 68% de los celiacos pueden desarrollar osteoporosis.  Ésta última es una de las enfermedades crónicas más comunes y una de las enfermedades óseas más habituales. Se trata de una patología esquelética caracterizada por la disminución de masa ósea y un deterioro en la microarquitectura de los huesos. Es decir, los huesos se vuelven más frágiles y aumenta el riesgo de sufrir fracturas.

Celiaquía y Osteoporosis

Según cifras de la Fundación Internacional de Osteoporosis (IOF), cada tres segundos se produce en el mundo una fractura causada por osteoporosis, lo que se traduce en que al año la osteoporosis causa 9 millones de fracturas. Es más habitual en mujeres y especialmente a partir de los 50 años.

La mala absorción de calcio y vitamina D típica de la celiaquía, está involucrada en el desarrollo de la osteoporosis

En España se calcula que entre los 50 y los 60 años, el 9% de las mujeres sufren osteoporosis, pero a partir de los 70 el porcentaje aumenta hasta el 40%. Sin embargo la osteoporosis también afecta a la población más joven. En este grupo de población el desarrollo de la osteoporosis suele asociarse a causas secundarias, como otras enfermedades asociadas (celiaquía, entre ellas) y el consumo de ciertos fármacos de manera prolongada.

La osteoporosis viene producida por una pérdida de masa ósea y cundo hablamos de mujeres jóvenes, esta pérdida de masa ósea puede derivarse de una celiaquía no diagnosticada. La celiaquía implica que el intestino de los celiacos no absorben de manera adecuada ciertos nutrientes como el hierro, y también el calcio y la vitamina D, fundamentales ambos para la buena salud de los huesos. La relación entre celiaquía y osteoporosis nace en este punto.

osteoporosis y celiaquia

Y es que es el déficit de nutrientes el que lleva al descenso de la masa corporal y al desarrollo de la osteoporosis.  

De hecho, hace años que la IOF recomendó a los reumatólogos realizar estudios de celiaquía tras el diagnóstico de osteoporosis en jóvenes, lo que ha venido confirmando una relación muy estrecha entre celiaquía y osteoporosis, tal y como ha señalado el Dr. Rodrigo en su charla sobre manifestaciones extradigestivas de la enfermedad celiaca.

Entre el 1,5 y el 3% de la población con osteoporosis, es celiaca

Según un informe del Dr. Luis Vaquero, del Complejo Asistencial Universitario de León, entre el 1,5% y el 3% de la población con osteoporosis son celiacos y en muchos casos están sin diagnosticar. Habitualmente se diagnostica antes la osteoporosis y más adelante acaba llegando el diagnóstico de celiaquía.

La celiaquía y la osteoporosis son además dos enfermedades que pueden darse en su forma asintomática, con lo que el diagnóstico se puede llegar a retrasar y realizarse sólo cuando la enfermedad celiaca ha dado lugar a otras enfermedades, o cuando la osteoporosis ha dado lugar a alguna fractura.

La celiaquía se considera ya un factor de riesgo para desarrollar osteoporosis

Las cifras de la osteoporosis, son aún más relevantes que las de la celiaquía. Según los datos de la Sociedad Española de Reumatología (SER), se estima que la osteoporosis afecta a unos 75 millones de personas en Europa, Estados Unidos y Japón. En España se producen más de 25.000 fracturas al año a causa de la osteoporosis y la “repercusión socio-sanitaria de la osteoporosis es enorme y se mide en términos de incidencia de las fracturas. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores de 50 años sufrirán al menos una fractura osteoporótica en su vida restante”, señalan desde la SER.

Los expertos ofrecen una serie de recomendaciones básicas para los jóvenes diagnosticados de osteoporosis con o sin celiaquía. Es fundamental llevar una dieta sana y variada, con productos que nos aporten calcio y vitamina D, especialmente; realizar ejercicio de manera habitual y no consumir ni alcohol ni tabaco.

Algunas recomendaciones nutricionales para celiacos,  para evitar déficits en ciertos nutrientes, van desde tomar lácteos, productos que nos aportan hierro e incluso tomar de manera moderada el sol, que nos ayudará a sintetizar vitamina D.