¿Os imagináis poder hacer una compra completa y no tener que ir a varios supermercados para encontrarlo todo? Y es que a veces las galletas sin gluten y el pan sin gluten lo compramos en nuestra tienda especializada de cabecera, pero necesitamos ir al súper a por yogures, leche, mermelada… Y es que hacer una compra sin gluten no siempre es fácil, ni rápido.

Pero es algo que quizás solo sabemos los celiacos. Por eso Pilar Arquer de la Prada, celiaca desde hace unos años, decidió emprender con un supermercado en el que no hay nada de gluten. Absolutamente nada. El objetivo es precisamente cubrir esa necesidad de la que hablamos: poder hacer una compra sin gluten completa, sin además tener que estar leyendo y comprobando que adquirimos productos aptos.

Paradise Market, (Motril, 2, Cáceres)

Hablamos con Arquer de la Prada, CEO de Paradise Market ( Motril, 2, Cáceres) y esto es lo que nos cuenta.

-¿Cómo surge la idea de crear Paradise Market?

-Paradise surge bajo este lema: nos gusta la buena mesa. De hecho, ¿conocéis a alguien a quien no le guste? Los celíacos, los que padecen diversas intolerancias, los vegetarianos y veganos… Todos queremos sentarnos a la mesa y disfrutar. Paradise fue como un caer en la cuenta de que hoy se puede. Hay variedad y compromiso por parte de muchas marcas. Eso nos permite elegir lo mejor de cada una. Podemos incluso optar por alimentos ecológicos, que suelen ofrecer mejores ingredientes y son más sostenibles.

Sólo había que conseguir reunirlo todo en un mismo lugar. Ese era el mayor reto. Pero nos pusimos manos a la obra y poco a poco se va consiguiendo. ¡Las ideas de mejora son muchísimas!

«Paradise surge bajo este lema: nos gusta la buena mesa. De hecho, ¿conocéis a alguien a quien no le guste? Los celíacos, los que padecen diversas intolerancias, los vegetarianos y veganos… Todos queremos sentarnos a la mesa y disfrutar«.

-¿Qué podemos encontrar en él?

-En Paradise podemos encontrar la mayoría de los productos de un supermercado. Hay secciones de cereales, de galletas, café y cacao, lácteos y bebidas vegetales, legumbres, conservas… Un amplio abanico de harinas e ingredientes de panificación, pasta italiana, snacks, pan y picos de diversas casas. Especias, arroces, bollería y repostería, también fresca, platos preparados congelados… Nuestro surtido va creciendo en número y calidad a medida que pasa el tiempo y crece la demanda.

-¿Cuáles son los productos que más sorprenden? ¿Y los más complicados de conseguir para ti?

-Sorprende siempre el muesli crujiente de avena, chocolate y frambuesa. ¡Es delicioso! O los tortellini rellenos de jamón, las cookies de manzana y canela… Son cosas que no es nada fácil encontrar, y están realmente logradas. Incluso los no-celiacos vienen a llevárselas por puro gusto.

Los más difíciles de encontrar son los productos eco sin gluten. Nuestros favoritos, y todo un reto. En este campo queda mucho por hacer…

«En Paradise tenemos secciones de cereales, de galletas, café y cacao, lácteos y bebidas vegetales, legumbres, conservas… Un amplio abanico de harinas e ingredientes de panificación, pasta italiana, snacks, pan y picos de diversas casas. Especias, arroces, bollería y repostería, también fresca, platos preparados congelados, etc«.

-¿Qué lo diferencia de una tienda especializada?

-Teníamos que ser prácticos: hoy tenemos poco tiempo, y encontrar toda la oferta de alimentos para tu despensa en un solo lugar nos parece fantástico. En Paradise puedes llenar tu despensa con alimentos básicos y alimentos dietéticos. Todos ellos elegidos según su calidad.

Es importante que las personas que siguen una dieta se nutran con productos de calidad. En primer lugar, porque su estómago y su flora intestinal se lo agradecerán de por vida. Y en segundo lugar porque pasan cada día ciertas privaciones. Esto no suele ser agradable, pero se puede compensar con alimentos básicos más sabrosos y saludables. Más reales.

-¿Cómo está siendo la acogida en Cáceres?

-La ciudad de Cáceres ha acogido muy bien Paradise desde el primer momento. Agradecen la oferta que encuentran, nos hacen propuestas que mejoran el surtido, e incluso participan en los talleres de pan y otras actividades que vamos organizando. Es muy ilusionante, aunque un proyecto de esta envergadura pide que se haga una apuesta por él. Cuando llenen verdaderamente su cesta de la compra en Paradise… ¡quién sabe adónde llegaremos!

-¿Hay planes de futuro que nos puedas comentar?

-¿Planes? ¡Muchos! Talleres de cocina sin gluten, ecológica, vegana. ¡Nuestro primer aniversario en noviembre! Más comercio de cercanía (km 0) en productos frescos, y mucho más que iréis descubriendo…

«Es importante que las personas que siguen una dieta se nutran con productos de calidad. En primer lugar, porque su estómago y su flora intestinal se lo agradecerán de por vida».

-Háblanos un poco de tu experiencia como celiaca, ¿cuánto tiempo llevas diagnosticada?

-Llevo 9 años diagnosticada, aunque diría que más tiempo siendo celiaca sin diagnóstico… En mi caso, el diagnóstico de celiaquía fue clave, porque había llegado a cierta desnutrición, de la que me costó tiempo recuperarme. Pero tengo que decir que desde el primer día en que cambié la dieta empecé a notar mejoría. Fue muy evidente. Creo que pasé de un encontrarme mal siempre, a la normalidad de estar bien, sin más. Increíble.

-¿Qué es lo que más echas de menos?

-Desde que nació Paradise…, ya muy poquitas cosas jajaja!! Creo que una buena rueda de churros y poco más.

-¿Qué fue lo más complicado cuando comenzaste la dieta sin gluten?

-Supongo que lo más incómodo fue constatar una y otra vez que muchos panes no eran más que “algo parecido a pan”. Me gusta paladear la comida, disfrutar de buenos platos… Y quitar el trigo en nuestra dieta mediterránea (y europea), basada en gran parte en este cereal, suponía muchas veces salir perdiendo. Hoy la cosa va mejorando, y la gastronomía es un poco más global, por lo que ganamos opciones.

De hecho esa es una de nuestras motivaciones al crear Paradise. Abrir el mercado a otras tradiciones del mundo basadas en el arroz, en el maíz, en el teff… Nuevas y viejas formas de cocina que enriquecen hoy día nuestros platos.

No se acaba el mundo por no poder tomar trigo, cebada, centeno… ¡Al contrario! Puedes descubrir un mundo entero de opciones que quizá no te habías planteado.

«En mi caso, el diagnóstico fue clave, porque había llegado a cierta desnutrición, de la que me costó tiempo recuperarme. Pero tengo que decir que desde el primer día en que cambié la dieta empecé a notar mejoría«.

-¿Cuáles crees que son los principales retos que tenemos a día de hoy los celiacos?

-El primero de los retos que tenemos todos es alimentarnos mejor y de forma más respetuosa con el planeta. Como celíacos, hoy tenemos acceso a información muy detallada de cómo cuidar nuestra dieta en casa, pero el reto es entrar en las cocinas del sector restauración. Sigue habiendo mucha desinformación y un desconocimiento total de buenas prácticas para evitar la contaminación cruzada, o de cómo adaptar la oferta de tu carta a clientes celiacos, intolerantes a la lactosa, etc.

-En el tiempo que llevas diagnosticada, ¿has notado cambios en el mundo gluten free? ¿cuáles?

-Hay más casos de celiaquía diagnosticados, por lo que ha crecido la demanda de productos sin gluten. Con ello crece la oferta en el mercado, y la conciencia general de que es necesario cuidar a nuestro colectivo. Hoy veo un mayor esfuerzo por etiquetar bien los alimentos, indicando los alérgenos, la posible presencia de trazas…

También las grandes superficies nos sorprenden a veces apostando por algún producto distinto, y vamos teniendo acceso a alimentos típicos de otros países que no se comercializaban en España en versión glutenfree.

¡Y es que algunos son difíciles de encontrar! Esto lo digo por nuestra experiencia… Pero una vez que los conseguimos, queremos que muchos celiacos puedan disfrutarlos. Por eso estamos ya haciendo envíos a distintos puntos de España, y esperamos abrir la tienda online próximamente.


¡No te vayas con las manos vacías!

Llévate GRATIS mi guía con TODOS los PRODUCTOS SIN GLUTEN