«Los huevos no los podemos comer, son de gallina y a las gallinas las alimentan con piensos que llevan gluten». Tranquilo que no es cierto. Los celiacos sí podemos comer huevos con total tranquilidad, pero no todos los celiacos tienen tanta información como los lectores de Celicidad. Este comentario se lo hizo una celiaca a un cocinero al que acusó de intentar contaminarla con una tortilla de patata que había sido cocinada con todas las garantías y con 0 contaminación. Y es que siempre hablamos de las muchas barbaridades que nos dicen a los celiacos en bares y restaurantes, pero sí, también ocurre a la inversa. Hoy nos ponemos el delantal para saltar tras la barra y serviros la primera entrega de Historias Sin Gluten: el celiaco desinformado.

Los celiacos veteranos hemos escuchado prácticamente de todo en bares y restaurantes, bueno y los novatos también, claro. Desde el típico «por un poco no te pasa nada» al «casi toda la carta es antigluten, ningún celiático se ha quejado», tenemos historias para hacer muchísimos artículos. Pero por suerte cada vez son más los restauradores y hosteleros que saben lo que es la celiaquía, la dieta sin gluten y se esfuerzan para que nuestra vida social sea más sencilla. Hoy rompemos una lanza en favor de los restauradores sin gluten RESPONSABLES.

Como trabajamos de cerca con muchos de ellos, para nutrir Celicidad App, les hemos preguntado a algunos por las anécdotas más llamativas que han vivido junto a un celiaco, y nos darían para mucho más que un artículo. Son muchos los celiacos que se saltan la dieta constantemente, que tienen escasa información sobre la dieta sin gluten y que ponen en duda el trabajo de restauradores comprometidos y serios. Evidentemente cada uno es libre de hacer lo que quiera con su salud, pero en estos casos las consecuencias las pagamos todos los celiacos, que sobre las de los restaurantes hablamos a diario.

Alejandro Pérez es el responsable de Celicidad Asturias y de Intolerancias Alimentarias y cuando un restaurador, en Asturias, necesita ayuda, ahí va Ale. Cada vez que viajamos al Paraíso y nos sentamos con él nos tiramos horas y horas escuchando anécdotas de celiacos desinformados y de restauradores desinformados. Vamos a empezar hoy por las de los celiacos.

Alejandro Pérez

Alejandro Pérez,  Celicidad Asturias.

-La gallina de los huevos de gluten. Ojalá fuesen de oro, pero no, no, parece ser que las gallinas ponen huevos con gluten porque son alimentadas con pienso que lleva gluten y el pienso, con el gluten,  pasan al huevo, y si nos comemos ese huevo nos contaminamos. Error. No es así. Para nada. El huevo es un alimento que de forma natural no lleva gluten, y lo podemos comer con total tranquilidad. ¡La cara que se le quedó al cocinero asturiano que le explicaba esto a la celiaca y ella le acusaba de irresponsable por tratar de servirle una tortilla de patata!

-El celiaco entre semana. La falta de información es la culpable de estas situaciones. Nos cuenta Alejandro que un conocido restaurante de la capital asturiana tiene un cliente que todos los fines de semana come o cena en el local. En una ocasión se presentó en el restaurante por semana y preguntó por las opciones sin gluten. Al encargado le sorprendió y le preguntó si le habían diagnosticado celiaquía…y el cliente le explicó que llevaba diagnosticado años, pero de una celiaquía menor, así que sólo guardaba dieta por semana para que fuese más llevadero el asunto.  A una se le ponen los vellos de punta al escuchar estas cosas. La celiaquía no es ni mayor ni menor, no hay grados en celiaquía, y requiere una dieta estricta y sin gluten de por vida.

-El gluten menos dañino de las cervezas. Otra gran historia basada en hechos reales. Alejandro nos cuenta que ésta la vivió en sus propias carnes. Un celiaco adulto recién diagnosticado, tras el shock de la noticia, le preguntó a su médico por la cerveza. «Para él lo más importante era la cerveza, le preocupaba tener que dejarla y fue prácticamente lo único que le preguntó al médico», explica Ale. El médico le dijo que no tenía mucha idea del tema, pero que sabía que la cerveza tenía menos gluten y que mientras no abusase de ella no pasaría nada. Evidentemente preguntar al médico siempre es importante, pero si el médico te dice que no sabe mucho…habrá que informarse bien, ¿verdad? La cerveza sin gluten es apta para celiacos, la cerveza con gluten NO es apta para celiacos, no hay nada más que explicar. A día de hoy hay una gran cantidad de marcas de cerveza que se han pasado al lado «sin», así que no hay excusa.

-La leche de botella con gluten. Otro camarero en shock después de una conversación con dos celiacas. Nos cuenta que la cosa fue así más o menos.

-¿Tienen café sin gluten?

-Sí, claro, nuestro café lo pueden tomar sin problemas.

-¿Y tiene leche?

-… sí, ¿sin lactosa?

-No, no, sin gluten, leche sin gluten también

-Claro, la leche normal es sin gluten

-No, hijo no, ojalá. Pero la leche sólo la podemos tomar de brick y de algunas marcas…La leche que viene embotellada tiene gluten.

El camarero trató de explicar que la leche no lleva gluten, es un producto genérico que podemos tomar con tranquilidad, pero las celiacas prefieron no jugársela… Hay pocas cosas más peligrosas que un celiaco desinformado, por su propia salud y por todo lo que dice y cuenta a su entorno.

-Todo sin gluten menos el pan y el postre. Este es un clásico, lo hemos escuchado muchas veces y no nos sorprende ya, pero tiene delito. Nos cuenta Alejandro que es súper habitual que lo pidan todo sin gluten a excepción del pan y del postre. Y cuando el camarero pregunta por esta decisión…las respuestas varían y van desde «no soy capaz de resistirme», «no hay que volverse loco con la dieta» o «un día es un día».

Este tipo de situaciones no sólo son un problema para las personas que las consideran verdaderas, que pueden poner en riesgo su salud, sino que también tienen consecuencias para todos los que tratamos de hacer las cosas bien, informando correctamente a los restauradores e intentando fomentar la restauración sin gluten responsable. Si conoces a algún celiaco desinformado, envíanoslo para que le expliquemos lo qué sí es y lo que no es la celiaquía,  y la dieta sin gluten. 

Desmontando mitos sobre la dieta sin gluten

Para que no quede ninguna duda, aclaramos que las situaciones que aquí se describen se basan en ideas erróneas. Os lo explicamos.

-Los huevos forman parte de una dieta variada y equilibrada, para celiacos y para no celiacos. No llevan gluten, ni un poquito.

-La celiaquía requiere una dieta sin gluten estricta y de por vida. Ningún celiaco es más o menos celiaco que otro y no existe una celiaquía menor, por lo que saltarnos la dieta de vez en cuando tendrá consecuencias en un corto y en un largo plazo. La celiaquía no se puede tomar a la ligera. 

-El gluten menos dañino de las cervezas. Todo el gluten nos hace daño a los celiacos, nos da lo mismo que sea el gluten procedente de un plato de pasta, el gluten procedente de unas miguitas de pan que se caen en nuestro plato o el gluten de una cerveza con gluten. La más mínima cantidad de gluten nos hace daño y por supuesto el gluten de las pequeñas contaminaciones también.

-La leche sin gluten en brik. Otra información cuyo origen es complicado determinar. La leche es un alimento 0 gluten, no contiene gluten de forma natural, es un genérico apto para celiacos.

-El pan y el postre. Comer sin gluten y pedir pan o postre con gluten no tiene ningún sentido y si además lo hacemos de forma habitual es probable que comiencen a aparecer otros problemas o enfermedades asociadas. Si insistimos en que la dieta sin gluten ha de ser estricta, es por algo.

 

¡No te vayas con las manos vacías!

Llévate GRATIS mi guía con TODOS los PRODUCTOS SIN GLUTEN