Los problemas ginecológicos también pueden ser síntoma de enfermedad celiaca en algunos casos. Infertilidad, abortos recurrentes y amenorrea son los más frecuentes en personas celiacas sin diagnosticar, según el Protocolo de Diagnóstico Precoz de Enfermedad Celiaca. Sin embargo no son las únicas manifestaciones ginecológicas de la celiaquía.

La enfermedad celiaca, según explican desde el citado documento, es una enfermedad sistémica, por tanto, puede afectar a cualquier órgano u aparato, más allá de la consabida relación con el aparato digestivo. Así, los celiacos pueden tener síntomas digestivos y síntomas extradigestivos de lo más variados, y entre esos síntomas extradigestivos -más habituales en celiacos adultos- encontramos las manifestaciones ginecológicas de la celiaquía.

El documento publicado por el Ministerio de Sanidad en España en 2018, recoge los abortos de repetición, la infertilidad y la amenorrea entre las más frecuentes, pero hay más afectaciones ginecológicas que pueden aparecer en celiacas sin diagnosticar.

-Infertilidad y celiaquía

Desde la web del Insituto Valenciano de Infertilidad (IVI), nos dejan clara la diferencia entre esterilidad e infertilidad, y aquí hablamos concretamente del segundo término. «La esterilidad es la incapacidad de un individuo o de una pareja para concebir, mientras que la infertilidad impide a una pareja que consigue una gestación llevar a término el embarazo con un recién nacido sano».

Un estudio publicado ya en 2010 en la prestigiosa Journal of Reproductive Medicine y realizado por la Universidad de Columbia, analizó los casos de 191 mujeres con problemas de fertilidad que se sometieron a un screening serológico y un test de infertilidad.

Los resultados señalaban que el porcentaje de mujeres celíacas que sufrían problemas de fertilidad por causa aún no conocida era del 5,9%. El estudio también señala que las mujeres diagnosticadas con celiaquía «tendrían más facilidad para conseguir embarazo» en el momento en el que llevan un tiempo con la dieta estricta sin gluten.

Según explica la Dra. Gloria Gálvez Bueno, especialista en Ginecología y Obstetricia del Hospital HM Montepríncipe de Boadilla del Monte, en una de las «Reuniones con Expertos» de la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de Madrid, «la malabsorción y malnutrición asociadas a la enfermedad celiaca, especialmente relacionados con el hierro, el zinc y folatos, pueden afectar a la secreción de gonadotropinas hipofisarias, produciendo alteraciones de la fertilidad en las mujeres no diagnosticadas”.

La Dra. Gálvez señala que estos déficits pueden también contribuir a una disminución de testosterona con inmadurez de los caracteres sexuales secundarios, provocando tamibén la reducción de la calidad del semen y llegando a causar impotencia, disminución de la libido y por tanto problemas de fertilidad masculina.

En esta reunión la especialista hizo hincapié en la necesidad de descartar la enfermedad celiaca en aquellos casos en los que no haya una causa física demostrada que provoque esa infertilidad.

Otras causas de infertilidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en 2010 la infertilidad como una enfermedad. El Dr. Gorka Barrenetxea, director de la Clínica Reproducción Bilbao y Profesor Titular de Ginecología y Obstetricia de la Universidad del País Vasco, explicaba en 2019 en el diario El Economista, que «entre un 15 y un 20% de las parejas en edad reproductiva tienen problemas para tener hijos, y se estima que la cifra aumente se sitúe entre el 18 y el 25% den 2020».

La edad materna, el consumo de ultraprocesados y la sobrealimentación, el sedentarismo, el estrés crónico, la contaminación y la baja exposición solar, son factores que también influyen según explica la Dra. Susan Judas en Nutribiotica.es, donde también habla del consumo de probióticos tanto en la mujer como en el hombre «como una parte fundamental para conseguir un embarazo y llevarlo a término de manera saludable».

La especialista habla de otras causas que también pueden influir en la infertilidad: causas genéticas, causas psicológicas y también enfermedades, donde se vuelve a mencionar la celiaquía, junto con enfermedades de transmisión sexual, hipotiroidismo, obesidad, síndrome de ovarios poliquísticos y enfermedades endocrinológicas.

La microbiota también influye en la fertilidad, y como apunta la experta, no solo la microbiota vaginal, también la microbiota intestinal.

Artículo sobre infertilidad y microbiota de la Dra. Susan Judas

Abortos y celiaquía  

La Dra. Gálvez, explica que los abortos de repetición son otra de las manifestaciones ginecológicas de celiaquía importante. De hecho, apunta, «la incidencia de abortos en mujeres celíacas no tratadas es del 15% frente al 6% de la población general».

Se considera aborto la interrupción del embarazo de menos de 20 semanas de gestación, ya sea natural o provocada. Cuando se produce antes de la semana 10, se denomina aborto precoz; entre la 11 y la 20 aborto tardío y a partir de la 20, parto prematuro.

Los abortos naturales pueden estar causados por una gran cantidad de problemas- más allá de la celiaquía- que varían desde alteraciones de la tiroides (como hipotiroidismo sin diagnosticar) miomas, sinequias, toxicología, o también problemas causados por el propio feto.

Desde el Grupo de Reproducción Asistida, GESTAR, insisten en esta relación con la enfermedad celiaca sin diagnosticar: «cuando la enfermedad celiaca no ha sido diagnosticada o no está siendo tratada hay una mayor incidencia de abortos espontáneos, crecimiento intrauterino retardado y bebés que nacen con poco peso«.

Amenorrea y celiaquía

Es otra de las manifestaciones ginecológicas de la celiaquía, según el Protocolo de Diagnóstico Precoz de la Enfermedad Celiaca.

La web de la Clínica Mayo define la amenorrea como «ausencia de menstruación e uno o más períodos menstruales». Apuntan que la causa más común es el embarazo, pero también problemas en órganos genitales, y en glándulas encargadas de regular los niveles hormonales. «El tratamiento de la afección de fondo, con frecuencia resuelve la amenorrea», indican.

La enfermedad celiaca también podría dar lugar a una amenorrea secundaria que remitiría tras el diagnóstico y el inicio de la dieta sin gluten estricta.

Menarquía tardía (primera menstruación), menopausia precoz y dolor pélvico crónico, son otras de las manifestaciones ginecológicas que apunta la Dra. Gálvez en la reunión de la citada asociación madrileña.

Manifestaciones obstétricas de la enfermedad celiaca

Las manifestaciones obstétricas están relacionadas con el embarazo y el parto, y la Dra. Gálvez, además de los abortos de repetición ya explicados, apunta otras más relacionadas con una celiaquía sin diagnosticar. Las principales son:

-Crecimiento Intrauterino Retardado. La Dra. Gálvez hace hincapié en la necesidad de descartar celiaquía cuando una mujer desarrolla CIR e insuficiencia placentaria sin causa.

-Bajo peso al nacer, debido a la malabsorción de nutrientes ocasionado por la celiaquía y su correspondiente daño intestinal

Fuentes:

Protocolo Diagnóstico Precoz Celiaquía

Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de Madrid

Medicina solo hay una, blog de la Dra. Susan Judas

Nutribiótica