Celiaquía y déficit de Vitamina B12 van en algunas ocasiones de la mano. Y es que la enfermedad celiaca lleva en muchas ocasiones asociados déficits nutricionales a causa del daño intestinal que hace que se produzcan problemas de absorción de nutrientes. La carencia de Vitamina B12 puede deberse a esa lesión intestinal provocada por una celiaquía sin diagnosticar. Aquí os lo contamos.

La enfermedad celiaca es un trastorno sistémico, autoinmune y crónico, causado por la ingesta de gluten en individuos predispuestos genéticamente. Cuando una persona celiaca ingiere gluten, el sistema inmunitario del celiaco -las defensas- reaccionan de manera exacerbada provocando daño en las vellosidades intestinales. Con el tiempo las vellosidades intestinales pueden llegar incluso a atrofiarse, dando lugar a distintos síntomas y a problemas de absorción de nutrientes. Entre los déficits nutricionales propios de los celiacos está la vitamina B12.

¿Qué es la vitamina B12?

La vitamina B12 tiene un papel clave como coenzima en la síntesis de ADN y la maduración celular, así como en la síntesis de lípidos neuronales. El organismo humano no puede sintetizarla, por lo que se hace necesario obtenerla de la dieta.

La vitamina B12 se encuentra sobre todo en algunas vísceras, en los huevos, los lácteos y en las carnes. Las verduras y las frutas no contienen vitamina B12, por lo que se recomienda a aquellas persona que tienen dietas veganas, que acudan a un nutricionista para tomar los suplementos necesarios de vitamina B12 para el correcto funcionamiento del organismo.

celiaquía y vitamina b12

Déficit de Vitamina B12

Y es que las personas con déficit de vitamina B12 tienen diferentes síntomas: cansancio y debilidad, falta de memoria en ocasiones, hormigueo en brazos y piernas, etc.

Las principales razones que causan el déficit de vitamina B12 se dividen en tres grandes grupos, según nos cuentan desde Elsevier: bajo aporte exógeno, mala digestión y malabsorción de la vitamina. En este último grupo estarían los celiacos con déficit de Vitamina B12. 

En el primero de los casos, advierten, estarían las dietas vegetarianas o veganas no controladas correctamente. En el grupo dos, encontraríamos pacientes con gastritis atrófica (en relación o no con Helicobacter pylori), la aclorhidria y la gastrectomía. En el grupo número tres -malabsorción- encontramos la anemia perniciosa y también la enfermedad celiaca en algunas ocasiones. 

Celiaquía y déficit de Vitamina B12

Al igual que ocurre con el hierro y la anemia ferropénica en celiacos, el déficit de vitamina B12 puede deberse a un problema de malabsorción. Y esta carencia puede originar una anemia porque se trata de una vitamina fundamental para la formación y crecimiento de los glóbulos rojos, que entre otras cosas, se encargan de llevar oxígeno a los órganos para que estos puedan funcionar con normalidad.

Precisamente la relación entre celiaquía y déficit de vitamina b12 se debe a que una celiaquía sin diagnosticar cursa con daño intestinal en la parte del intestino en la que se absorbe esta vitamina, por lo que si hay daño, la vitamina no se absorbe correctamente dando lugar a ese déficit. 

Evidentemente no es la única razón para que se produzca un déficit de vitamina B12, pero sí debe ser tenido en cuenta en caso de pacientes con sospecha clínica de enfermedad celiaca.

Los estudios actuales indican que el déficit de vitamina B12 es más habitual en ancianos, explican desde Elsevier. “En los ancianos puede darse una suma de factores. Suele existir cierto grado de malabsorción por baja acidez gástrica, menor aporte de proteínas animales en la dieta, mayor o menor grado de gastritis atrófica y la eventual toma de fármacos que puedan interferir. Se debe prestar especial atención a esta población en riesgo, sobre todo a aquellos con cirugía gástrica previa, gastritis atrófica o tratamientos antisecretores. Algunos autores estiman en más de un 12% la población de ancianos tiene deficiencia de vitamina B12″. 

El tratamiento para aumentar los niveles de vitamina B12, pasa por recomendaciones nutricionales, suplementos por vía oral o intramuscular. 

Celiaquía y déficits nutricionales

El Dr. Cerpa, especialista en Digestivo, señala que uno de los principales problemas de la enfermedad celiaca es la malabsorción en el intestino. “El intestino, la zona en la que se deben absorber los nutrientes está dañada, las vellosidades pueden estar atrofiadas y no absorben los nutrientes, por lo que hay déficits nutricionales habituales en los celiacos, que deben ser conocidos por los profesionales de la salud, con el objetivo de despertar la sospecha clínica de enfermedad celiaca en el caso de detectarlos en los pacientes”.

celiaquía y vitamina b12

Hierro, calcio, zinc, magnesio, vitamina D, ácido fólico y vitamina B12 son algunas de las carencias nutricionales más habituales en celiacos sin diagnosticar.

En algunos casos, el paciente, una vez diagnosticado, necesitará suplementos y recomendaciones nutricionales para aumentar los niveles de estos nutrientes. Con el tiempo y una correcta adherencia a la dieta sin gluten, el intestino se recuperará y las vellosidades intestinales podrán volver a realizar su función de absorción de nutrientes correctamente.