Las ayudas económicas para celiacos con el objetivo de costear la dieta sin gluten, sigue siendo una de las principales reivindicaciones del colectivo celiaco, aunque sea un absoluto sinsentido que el tratamiento para una enfermedad crónica siga sin tener financiación pública de algún tipo. Como en muchas ocasiones, en Europa ya se han puesto las pilas. Suponemos que nos llegará el turno algún día. Mientras tanto, las familias con al menos un celiaco seguimos pagando unos 1.200 euros más al año, que aquellas en los que no hay celiacos.

El estudio comparativo de precios que anualmente realiza la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) es una herramienta muy válida y esclarecedora de la situación económica que tenemos que afrontar los celiacos para poder llevar a cabo una dieta sin gluten estricta y de por vida. Y aunque en los últimos años el precio total entre la compra sin gluten y la compra con gluten se ha ido acercando, la diferencia sigue siendo enorme: 1.174 euros anuales de más pagamos aquellos con al menos un celiaco en la familia. Teniendo en cuenta que la celiaquía es una enfermedad que requiere de predisposición genética para desarrollarse, es fácil encontrar familias con varios celiacos, con lo que esta cifra aumentaría. Se hacen imprescindibles ayudas económicas para celiacos.

La razón por la que no existen ayudas económicas para celiacos no llega a entenderse, ya que la misma Seguridad Social recoge en su apartado «Prestaciones Farmacéuticas» una sección específica para los productos dietéticos, y la celiaquía es una enfermedad muy habitual cuyo único tratamiento es una dieta especial. Sin embargo las ayudas económicas para celiacos en España siguen sin llegar, y de momento, tampoco se las espera.

Sin embargo en nuestro país, aunque son pocas, algunas Comunidades Autónomas, se han sensibilizado con el colectivo y ofrecen ciertas ayudas.

En el País Vasco, la Diputación de Bizkaia ofrece algún tipo de ayuda económica para los celiacos residentes en la provincia.

El gobierno extremeño ofrece ayudas para celiacos con recursos bajos, consistentes en lotes de alimentos. La diputación de Cáceres también envía lotes de alimentos a menores en riesgo de exclusión.

Por último, Navarra  aprobó en 2006 un ordenamiento foral por la cual se concedían ayudas a familias en cuyo ámbito existiesen uno o más enfermos celiacos. A día de hoy la web señala que las ayudas dependen de los presupuestos de cada año. Lo podéis leer aquí.

Por otro lado, por suerte, la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado MUFACE, contempla un año más ayudas económicas para que los mutualistas celiacos puedan adquirir los productos que constituyen su dieta, siempre y cuando sean productos alimenticios elaborados, tratados y preparados de manera específica para responder a las necesidades nutricionales del colectivo celiaco.

Según explican en la página de MUFACE, las ayudas se configurarán a través de una cuantía anual en función de la capacidad económica del beneficiario de la ayuda, según un baremo establecido en la convocatoria. El máximo anual será de 618 euros y el mínimo, 339,90 euros. El Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) también contempla ayudas para el colectivo.

Ayudas en el resto de Europa

Ayudas económicas celiacos

A fecha de diciembre de 2015, éstas son las ayudas que continúan vigentes en Europa para el colectivo celiaco: Finlandia, Noruega, Suecia, Reino Unido, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Alemania, Holanda, Suiza, Hungría, República Checa, Letonia, Polonia, Dinamarca, Irlanda, Malta, Austria, Bélgica, y Luxemburgo, son los países en los que los celiacos reciben algún tipo de subvención. La ayuda no se realiza ni en la misma cuantía, evidentemente, ni de la misma forma. En algunos casos se realiza una desgravación anual del IRPF, en otros casos el Estado reembolsa los gastos, en otros casos hay una ayuda económica mensual o se requiere prescripción médica para los productos con su consiguiente descuento.

En cada uno de estos países, las ayudas se dan a distintos grupos de edad o en función de la renta familiar, pero son un ejemplo, de que sí se quiere, se puede.

 

Fuente: www.sec-social.es; www.celiacos.org

 


 

¿Aún no tienes nuestra app? Descárgate ya Celicidad, la app de Restaurantes Sin Gluten. Sumamos ya más de 1.800 en todo el país.