Los sellos y las certificaciones sin gluten tienen como objetivo indicar que el producto que los contiene es apto para celiacos. A día de hoy encontramos una gran cantidad de sellos sin gluten, certificaciones y menciones diferentes en cada país. Es importante conocer qué significan cada una de ellas. En Europa, la mención sin gluten en el etiquetado de los productos está regulada por el Reglamento 828/2014, a desarrollamos continuación. En esta información se recogen los sellos sin gluten y certificaciones más habituales en el mundo. 

1- Sistema de Licencia Europeo (ELS) 

Esta certificación, también denominada «Espiga Barrada» la otorga la Sociedad de Asociaciones de Celiacos de España tras haber sometido tanto la planta de producción como el producto a su correspondiente analítica y arrojar esta un resultado con límite en 20 partes por millón de gluten (ppm), que es la cifra crítica establecida en Europa. 

El sello de la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), vigente durante décadas, desapareció el pasado 31 de diciembre de 2019, por lo que en España, no se puede encontrar ya en productos y esta es la certificación más habitual en el país. 

La Espiga Barrada incluye también la certificación para aquellos productos que contienen avena sin gluten. 

sellos sin gluten

2- Gluten Free Certification Organization (GFCO)

sellos sin gluten

Este el logo que utilizan en la Gluten Free Certification Organization (GFCO) para identificar aquellos productos que están por debajo de las 10 ppm de gluten. La GFCO es la más organización dedicada a la certificación de productos sin gluten en el mundo y su sello se puede encontrar en cualquier lugar del mundo. 

3- Sin TACC (Argentina)

sellos sin gluten

Sin TACC, es el acrónimo de Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno, y por ese motivo cualquier producto que contenta alguno de esos cereales no podrá portar este sello según la normativa argentina, que excluye por tanto la avena (en el resto del mundo, siempre que esté etiquetada específicamente sin gluten se podría consumir siguiendo determinadas recomendaciones). 

La certificación argentina está regulada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y establece el límite crítico en 10 ppms de gluten. 

Victoria Caamaño y Paula Cabrera, Dietistas argentinas especializadas en celiaquía, explican en Onda Celicidad la normativa argentina del etiquetado sin gluten. 

4- Mención «Sin Gluten» y «Bajo en Gluten»

El Reglamento Europeo 828/2014 regula el uso de las expresiones «sin gluten» y «bajo en gluten» en los productos.

Las menciones «sin gluten» y «bajo en gluten» son voluntarias para las empresas, pero únicamente se pueden emplear cuando se realizan controles analíticas que muestran que el contenido en gluten del producto final es inferior a 20 ppm, en el caso de la expresión «sin gluten».

sellos sin gluten

La expresión «muy bajo en gluten», también incluida en el mencionado reglamento, contempla otras cantidades de ppm de gluten que sin embargo están por encima del umbral establecido para los productos aptos para celiacos.

Así «muy bajo en gluten» es un producto que puede contener hasta 100 ppm, por lo tanto, estaríamos ante un producto NO apto para celiacos.

La cifra de las 20 ppm es la cifra consensuada a nivel internacional tras los estudios realizados hace algunos años desde Italia, que determinaron que esta es una cantidad segura para celiacos. Sin embargo, algunos sellos garantizan que esos productos contienen cantidades menores, en concreto 10 ppm, como son los casos ya vistos del sello regulado por el Código Alimentario Argentino y del GFCO.