Un restaurante 100% sin gluten que desde sus inicios apuesta por una gastronomía excelente, basada en producto local, libre de esta proteína y que lleva el compromiso con el colectivo celiaco a otro nivel. La Talamera ha creado el premio Celiaca/u Gayaspera/u del Añu que en su primera edición ha recaído en Lorena Pérez, periodista asturiana, directora de Celicidad.

Desde el aperitivo, a los entrantes, pasando por su conocido cachopo y sus espectaculares postres. En La Talamera (Plaza Sta. Ana, 8, Ribadesella) todo es sin gluten, sí, sí, todo. Imaginamos que es una de las preguntas que más les hacen al equipo que dirige Lluis Nel Estrada, e imaginamos también la cara que les queda a los celiacos cuando comprueban que efectivamente la carta entera está exenta de la famosa proteína.

La Talamera está a punto de cumplir dos años y es uno de los pocos restaurantes 100% sin gluten de Asturias y de España. Según cuenta su propietario, el cocinero, gastrónomo y comunicador Lluis Nel Estrada, “eliminar el gluten de la cocina no implica una menor calidad en el resultado del plato, al revés”. Y cuánta razón. Sin ir más lejos, el cachopo de La Talamera es el segundo mejor cachopo de España según el concurso “En busca del mejor cachopo elaborado con Ternera Asturiana”, organizado  por I.G.P. Ternera Asturiana. Se trata de un cachopo de carne de ternera casina, con queso ecológico Ovín y chosco de Tineo, rebozado en harina de maíz, huevo ecológico y pan de maíz rallado y acompañado de una exquisita elaboración verduras. La calidad de su cocina es así, de hecho a los pocos meses de abrir en Ribadesella, se colaron en el ranking de los mejores restaurantes asturianos para celiacos que publicamos en 2016 y que eligen los usuarios de nuestra App Celicidad, a través de sus valoraciones.

Pero la apuesta de Lluis Nel Estrada, es completa, y en Abareque, Sidras y Tapes (Manuel Caso de la Villa, 34, Ribadesella) ofrece a los celiacos una opción más 100% sin gluten. En este punto, seguro que muchos pensáis que Lluis es celiaco, o tiene algún familiar cercano celiaco. Pues no, es un profesional de la cocina que entiende las necesidades de un colectivo y apuesta por ello. Pero su compromiso va mucho más allá.

La Talamera, desde Ribadesella, demuestra que se puede ofrecer un servicio 100% sin gluten al más alto nivel, para celiacos y no celiacos

La Talamera ha instaurado el premio Celiaca/u Gayaspera/u del Añu, que reconoce “la llabor d’espardimientu de la conociencia de la enfermedá celiaca y les sos consecuencies”, como reza el diploma. En esta primera edición el premio ha recaído en la periodista celiaca de Cangas del Narcea, Lorena Pérez, directora de Celicidad. En el día Nacional de la Celiaquía, el 27 de mayo, otorgar un premio a la labor de divulgación significa mucho, muchísimo. “Nos da voz en un día tan importante, y necesitamos que se nos escuche todos los días porque la celiaquía es una enfermedad, no una moda, y necesitamos que nos tengan en cuenta en la sanidad, en los colegios, en las administraciones y también en los restaurantes”, señaló Pérez, que destacó la importancia de “que un restaurante apueste por los celiacos y demuestre al mundo, desde Ribadesella, que se puede ofrecer un servicio sin gluten del más alto nivel, para celiacos y para no celiacos”.

Lorena Pérez y Lluis Nel Estrada, en La Talamera. Foto: Cope Ribadesella.

En la carta de La Talamera destaca todo: sus espectaculares calamares con cítricos, las croquetas, su premiado cachopo, su osobuco a baja temperatura y su gran selección de postres, como los yogures artesanales, el brownie de chocolate con helado de mandarina o el espectacular semifríu de afuega’l pitu con galleta y arándanos.

Para celebrar el Día Nacional de la Celiaquía, La Talamera preparó una sesión vermú con música en directo de los NewHouse Brothers y un menú especial #movimientoceliaco espectacular.

Es La Talamera un rincón especial también para los amantes de los quesos. Y es que Asturias es la mancha quesera más grande de Europa y su propietario un apasionado y expero en el mundo del queso, con varias publicaciones en el mercado.  Así, en La Talamera se puede disfrutar de una gran variedad de quesos, acompañados de vinos y sidras excelentes que harán la experiencia perfecta, antes, durante o después de la comida, para todos los gustos. Organizan también catas de maridaje con quesos artesanos asturianos y distintas variedades de sidra. Y por supuesto, siempre es todo sin gluten.

¿Cómo se siente un celiaco en La Talamera?

Uno de los principales problemas del colectivo celiaco surge a la hora de salir a comer fuera de casa. Los restaurantes que ofrecen servicio para los celiacos, no sólo deben tener conocimientos sobre la enfermedad celiaca, sino también sobre la dieta sin gluten y sobre cómo evitar en todo momento la contaminación cruzada. De ahí que el momento de salir a comer fuera de casa suponga en muchas ocasiones estrés para el celiaco, por miedo a ser contaminado.

Esto no ocurre en un restaurante 100% sin gluten -asesorado por ACEPA- donde no hay posibilidad de contaminación alguna. Cuando un celiaco se sienta en La Talamera puede olvidarse por un rato de que es celiaco, porque puede volver a comportarse como antes del diagnóstico, es decir: puede elegir. Y no estamos acostumbrados a hacerlo. Puede escoger entrante, primero, segundo y postre. Puede escoger hasta cerveza sin gluten. Y puede compartir plato porque no hay gluten en la mesa.

En pocos restaurantes, muy pocos de hecho, los celiacos podemos vivir una experiencia así. A punto de cumplir los dos años de vida, La Talamera ya nos ha regalado muchas cosas y esperemos que su ejemplo cale y que podamos ir a disfrutar de su excelente cocina muchos, muchos años.