Las galletas de chocolate sin gluten con extra de chocolate, son una de las recetas que más veces he visto hacer a mi madre. Primero las hacía con gluten y desde hace ya más de 20 años las ha adaptado al mundo sin gluten, y no tienen nada que envidiar a su receta original. 

La receta de galletas de chocolate sin gluten es sencilla, rápida y apta, por supuesto. El resultado son unas galletas de chocolate que saben a galleta casera, que aguantan perfectamente unos días y que no resultan para nada empalagosas (el exceso de azúcar no nos gusta). A mi me encanta desayunarlas, pero también son perfectas para merendar y cuando era peque, que no me gustaba comer (porque estaba malita a menudo), muchas veces eran la única forma de que quisiera cenar. Por ello, forma parte de Las Recetas de Celicidad. 20 años cocinando sin gluten.

Galletas de chocolate sin gluten: ingredientes

-250 gramos de harina de maíz

-90 gramos de chocolate para la masa

-40 gramos de chocolate para el extra

-50 gramos de mantequilla

-2 huevos

-60 gramos azúcar glass

-1 cucharadita de levadura en polvo

-Pizca de sal

 

Galletas de chocolate sin gluten: preparación

Con esta receta caben dos opciones: añadirles el extra de chocolate, mi favorita, o no añadírselo. Si decides añadirlo o no, la receta sólo varía al final, así que el paso a paso es igual para todos.

galletas de chocolate sin gluten Lo primero es poner tanto la mantequilla como el chocolate a derretirse, hasta que queden líquidos pero espesos. Si utilizas microondas, con unos segundos será más que suficiente.

Con mantequilla y chocolate disueltos, empezamos a mezclar. Al chocolate le añadimos tanto el azúcar glass como el azúcar moreno y comenzamos a remover la mezcla. Añadimos también la mantequilla disuelta hasta que nos queda una masa espesa.

Ahora vamos a batir los dos huevos y echarlos sobre la mezcla junto con el harina de maíz (atención que debe estar específicamente etiquetado como harina de maíz sin gluten). Por último, añadimo una pizquita de sal y la levadura.

Mezclamos bien, pero ojo, aquí habrá que ensuciarse las manos. Para que la masa de las galletas quede realmente compacta tendremos que “amasarla” con nuestras manos.

Una vez que se convierte en una masa consistente, la vamos a estirar. Mi madre utiliza papel filme estirado y sobre él, va extendiendo la masa de las galletas hasta dejarla con el grosor que más le gusta, no muy finas por cierto.

Después con un molde -también podéis usar vasos- vamos haciendo la forma de las galletas, extrayendo cada una y colocándolas en una bandeja de horno, sobre papel de horno. Vamos así una por una hasta que acabamos la masa.

Ahora sí, es el momento de decidir, extra de chocolate o sin extra? Si queremos más chocolate, unas pepitas deliciosas, como a mi me gustan, sólo tendremos que picar de una tableta del chocolate que más nos guste, y echarlo sobre las galletas ya situadas en el horno.

El horno habrá estado precalentándose unos 10-15 minutos antes de que metamos las galletas a una temperatura de 180 ºC. En unos 15-20 minutos estarán listas y deliciosas. Son galletas de chocolate sin gluten, de textura y consistencia duras, así que si las sacas del horno y aún están blandas es que les queda un poquito todavía. Esta receta y muchas otras más la encontráis en Las Recetas de Celicidad. 20 años cocinando sin gluten