Elena Vidal es bloguer, nutricionista y coach en nutrición, roles que desempeña desde su web y a través de sus redes sociales. Cambió por completo su alimentación para eliminar unas fuertes jaquecas que sufría de pequeña y a las que los médicos no daban solución definitiva. Hablamos con ella sobre alimentación saludable y sobre cómo comer sin gluten de forma correcta.

 

-Elena Vidal, nutricionista, blogger, estupenda chef… ¿cómo surgen Sana Coctione y tu web sobre nutrición?

-Mi pasión por la nutrición ya empieza desde bien pequeña, con los consejos de mi madre sobre los alimentos que debía consumir, sus propiedades y beneficios, y con el acercamiento a la naturaleza junto a mi padre. Desde siempre me trasladaron respeto y amor por los alimentos que recibimos de ella. Pero el acercamiento real al mundo de la nutrición empieza cuando los dolores de cabeza que llevaba padeciendo des de niña empiezan a ser inaguantables y provocan un empeoramiento de mi día a día, impidiéndome llevar una vida normal. Después de acudir a distintos médicos sin una solución definitiva, tomé la decisión de buscar una solución por mi cuenta ya que con la medicina convencional no podía conseguir un remedio a largo plazo a mis dolores. Así empecé a leer infinidad de libros sobre dietética y nutrición, he estado contrastando la información, he buscado resultados entre infinitos estudios alimentarios realizados en distintos países del mundo, he acudido a conferencias, cursos, talleres y actualmente continúo formándome. Cada día que pasa descubro nuevos conceptos, nuevas técnicas, es un mundo que me apasiona y del que no quiero parar de aprender.

elena

Elena Vidal, de www.elenavidal.com

-Y así fue como llegó el cambio en tu alimentación.

-Eso es. Poco a poco fui cambiando mis hábitos alimentarios y actualmente mi alimentación se basa en una dieta vegetariana, muy rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos, semillas, superalimentos. Mi organismo respondió con un adiós a los dolores de cabeza y un hola a la energía, optimismo, felicidad, fuerza, una piel muy suave, un pelo fuerte y una salud de hierro. Y alguien se puede preguntar: ¿Y nunca jamás volverás a comer dulces, carne o pescado? Pues claro que voy a comerlo, cuando me invitan a comer o ceno en un restaurante con mucho gusto me lo como, pero en casa la alimentación es vegetariana.

-Y de tu propia experiencia, das el salto al mundo profesional.

-Sí. A raíz de esta experiencia he decidido emprender mi propio camino en el mundo de la nutrición y aquí estoy dispuesta a ayudar a todos aquellos que lo necesiten para que consigan llevar una alimentación más saludable y puedan gozar de máxima salud.

-La comida es la mejor medicina y la mejor prevención, ¿nos puedes explicar tu punto de vista sobre esta afirmación tan compartida?

-Por descontado que sí, y de ejemplo mi propia experiencia, tal y como os comentaba. Comemos de 3 a 5 veces al día y todos los días de nuestra vida, por lo que resulta algo trascendental y de vital importancia para nuestra salud, es el combustible para que nuestro organismo funcione correctamente. Si nuestra alimentación se basa en alimentos muy azucarados o demasiado salados, alimentos procesados y refinados, pobres en nutrientes, alimentos ricos en grasas saturadas, abusamos del alcohol y el tabaco las consecuencias se reflejaran en el estado de nuestra salud: nos sentiremos fatigados, con dolores de cabeza, irregularidad intestinal, síndrome premenstrual, dolores articulares y musculares, insomnio, caída del cabello, un mayor debilitamiento del sistema inmunológico, sobrepeso, colesterol, etc. la lista es interminable, al igual que la lista de espera cuando uno acude a su médico de cabecera, no es normal padecer estos síntomas, la mejor receta es cambiar la forma de alimentarse.

La alimentación en la celiaquía debe ir dirigida a comer alimentos sanos, libres de gluten de forma natural y con la mínima transformación posible

-Háblanos de la base de tu cocina, de los alimentos que más utilizas y de aquellos de los que prescindes.
-En mi vida alimentaria y la de mi familia siempre utilizo frutas y verduras, granos enteros: quinoa, arroz integral o silvestre, mijo, avena, trigo sarraceno, espelta, trigo kamut, legumbres: garbanzos, lentejas, frijoles, guisantes, frutos secos, semillas y nunca faltan las especias que le dan un sabor tan original y distinto a las comidas; también uso superalimentos como el cáñamo, las semillas de chía, las bayas de goji, etc. Mezclando estos ingredientes naturales siempre consigo comidas nutritivas, muy ricas en vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas saludables. Un combustible sanísimo y limpio para el organismo. En cuanto a los alimentos que evito, tenemos suerte porque en la familia no padecemos ninguna alergia, pero hay ciertos alimentos de los que intento prescindir, ya sea por su alto contenido en grasas saturadas, por su difícil digestión o por ser procesados. En esta lista añado: todos los alimentos refinados (azúcar, harina blanca, arroz blanco, etc.), las bebidas azucaradas, la mantequilla, los lácteos y cualquier alimento que contenga aditivos, aromas, productos químicos y sustancias irreconocibles. En esta lista no añado el gluten ya que manejo algunos alimentos que lo contienen, pero apenas consumimos trigo, siempre lo substituyo por otros cereales más digestivos y con mejores propiedades nutricionales, como la espelta, el kamut, la avena.

-¿Qué consejos darías a una persona celiaca para su alimentación? ¿qué sería lo más importante de cara a alimentarse de forma sana y no tener ninguna carencia?

-Cuando a una persona le diagnostican celiaquía le parece a primera instancia que el mundo se viene abajo, y los comprendo, si te fijas en la lista de ingredientes de la mayoría de alimentos que se compra en un supermercado resulta que en muchos de ellos se les añade principalmente harina de trigo, y no tan solo deben dejar de comer pan y pasta sino que la lista de alimentos prohibidos es mucho más amplia: embutidos, salsas, conservas, quesos, golosinas, helados, bebidas fermentadas, frutos secos fritos, … y normalmente se cae en la tentación de empezar a buscar todos aquellos alimentos con el sello de “sin gluten” y si es cierto son aptos para celiacos, si únicamente consideramos que no contienen gluten, pero son alimentos muy transformados y elaborados. Estos alimentos no deben de consumirse de forma habitual ya que no son sanos.

La mayoría de alimentos que encontramos en un supermercado considero que no deberían estar allí, ya que no nos nutren, únicamente sacian el hambre y provocan enfermedades.

La alimentación en la celiaquía debe ir dirigida a comer alimentos sanos, libres de gluten de forma natural y con la mínima transformación posible: arroz, quinoa, mijo, trigo sarraceno, frutas, verduras, semillas, frutos secos al natural, bebidas vegetales, carne, pescado, … existen muchos alimentos naturales, más económicos y mucho más sanos que nos garantizan una alimentación equilibrada libre de carencias nutricioanles.

desayuno(2)

Un desayuno de Elena Vidal.

-¿Cuáles podrían ser los ingredientes principales y más beneficiosos de una dieta sin gluten? Aquellos que tienen que estar en nuestra despensa sí o sí.

-Considero que no debe faltar en la despensa: cereales integrales (arroz, mijo, quinoa, trigo sarraceno (alforfón), amaranto), frutas y verduras, algas, legumbres , semillas y frutos secos al natural, aceite de oliva virgen extra, y sin abusar carne, pescado, huevo y lácteos

-En España las cifras de sobrepeso y obesidad asustan, ¿cuál crees que es el problema de base? ¿por qué crees que las cifras de obesidad infantil siguen creciendo año tras año?

-Sí, es cierto las cifras son abrumadoras, y de nuevo el problema radica en el tipo de alimentación que se sigue. Es lamentable y tal vez asuste algunos lo que voy a decir pero la mayoría de alimentos que encontramos en un supermercado considero que no deberían estar allí, ya que no nos nutren, únicamente sacian el hambre y provocan enfermedades. Claro que si los consumes hoy no vas a notar ningún síntoma, pero si la alimentación de nuestros hijos se basa en bollería, pasteles, galletas, caramelos, zumos, bebidas refrescantes, zumos de frutas envasados, pan blanco, cereales refinados, mermeladas, cremas de chocolate, salsas, fritos, embutidos, etc, y dejamos de lado la fruta, la verdura, las legumbres, los cereales integrales, es decir todas aquellos alimentos naturales, el resultado es diabetes infantil, obesidad, hiperactividad, ansiedad , celiaquía, candidiasis y muchas otras enfermedades.

La solución pasa por recurrir a una alimentación más natural, una dieta rica en cereales sin gluten integrales, rica en fruta y verdura frescas y que se consuma según las estaciones, añadiendo las verduras de hoja en la mayoría de las comidas. Rica en legumbres y frutos secos al natural. Y de forma moderada el consumo de huevos, pescado, destacando el pescado azul y carne, en poca cantidad los productos lácteos fermentados (queso y yogures) sin perder de vista los procedentes de leche de cabra o de oveja. El aceite de oliva como la mejor fuente de grasa, … debemos de recuperar un estilo de alimentación mediterráneo y podremos hacer frente a muchas enfermedades.

En Sana Coctione, podéis ver las saludables recetas que prepara.