El Doctor Eduardo Cueto Rúa, es Pediatra, Gastroenterólogo y fundador de la Asociación Celiaca Argentina, entidad de referencia en América Latina que orienta, brinda apoyo y contención, a quienes necesitan asesoramiento sobre la celiaquía, acompañándolos en un nuevo camino sin gluten. Más de 30 años dedicados a la celiaquía, diagnosticando, investigando y luchando para que los celiacos argentinos tengan una vida sana, feliz y plena.

Desde Celicidad hemos querido cruzar el charco virtualmente para conocer un poco mejor a una de las grandes voces de la celiaquía. Esto es lo que nos ha contado el Dr. Eduardo Cueto Rúa (fotografía del diario www.titular.com.ar)

-¿Cómo se manifiesta la celiaquía en la edad infantil?

-La experiencia nos ha enseñado que el cuadro clínico va del clásico síndrome de malabsorción con las tres “D” Desnutrición-Diarrea-Distensión abdominal a formas absolutamente asintomáticas. No obstante uno puede decir que se la debe sospechar en niños con el cuadro mencionado, en niños con signos carenciales en piel mucosa y fanera,  en niños con baja talla comparativa con hermanos y padres y en adolescentes con desarrollo sexual lento.  Pero repito hay niños celiacos absolutamente asintomáticos que han sido diagnosticados por la existencia de un pariente en primer o segundo grado.

 

celiaquía en niños

-¿Cuáles son los principales problemas que tienen los padres cuando se les confirma el diagnóstico de los pequeños?

-Nosotros cuando vemos que estamos ante un posible diagnóstico le decimos  “Le adelanto que si hay que elegir una enfermedad yo me quedo 1.000.000 de veces con la celiaquía contra cualquier otra….” También tenemos que tener en cuenta que hay 484 alimentos para la humanidad y el celiaco puede comer libremente 480… Después vemos los análisis, hacemos el examen clínico y le damos nuestra sospecha… “Puede ser celiaco, debemos hacer una biopsia”. Cuando el diagnóstico se confirma, ya hemos preparado el terreno. Los padres nos han dicho siempre “esperamos el diagnóstico con mucha tranquilidad”. He tenido una gran fortuna, siempre me han tocado padres normales que dan lo mejor de si para que su hijo haga bien la dieta y disfrute de una vida sana plena y feliz y tenemos ya 3400 celiacos diagnosticados en nuestra historia.

-Además de eliminar el gluten, es decir, de realizar la dieta sin TACC (trigo, avena, centeno y cebada) como la denominan en Argentina, ¿qué otras pautas deben seguir los niños celiacos para recuperarse y crecer sanos?

-Tratar de acostumbrase a comer alimentos naturales y que esto no le condicione ni le disminuya la vida de relación. Hemos venido a este mundo a hacer cosas mucho más importantes que comer.

“Algunos síntomas de la celiaquía en adultos no tienen retorno, como es el caso de los abortos”

Te interesa: Son más lo celiacos con síntomas no digestivos

-¿Existe en Argentina algún protocolo para el diagnóstico precoz? ¿Hay mucho diagnóstico en adultos?

-Nosotros usamos desde hace 30 años los criterios de diagnóstico con un score de probabilidades  en función de unos síntomas que nos han permitido batir record de diagnóstico, con mas de 3400 celiacos. Si el niño continúa con 24 puntos (en función de ese score) luego de haber sido desparasitado, debe sospecharse sistemáticamente la celiaquía.  También decimos, se puede ser asintomático y ser celiaco.

-¿Cuáles son los principales síntomas en adultos, desde su experiencia?

-El adulto tiene una diversidad de síntomas sorprendentes, pero yo cargo las tintas en el único que no tiene retorno. Siempre que doy una charla hablo de la mujer “abortadora habitual”. No se le puede decir a una mujer a los 55 años que ha tenido 6 abortos en su vida y que no ha podido tener hijos por haber sido celiaca y ¡nunca diagnosticada! Nosotros pusimos carteles en las peluquerías, farmacias, perfumerías, para difundir este tema. Es ahí donde va la mujer a comprar el esmalte para mejorar las uñas, la crema para mejorar la piel,  champúes especiales para mejorar el pelo,  hierro para mejorar la anemia… todo junto nos debe hacer sospechar de la celiaquía y mas si la mujer con uñas quebradizas, piel seca,  pelo ralo y anemia crónica  ha tenido ¡¡abortos!! He recibido mujeres enviadas a mi consultorio  por ¡¡los peluqueros!!

  -Los médicos argentinos, están bien formados sobre celiaquía o aún necesitan más formación al respecto.

-La celiaquía en Argentina es una entidad popular. Esta en los medios de información publica desde hace 30 años.

-Usted fundó la Asociación Argentina de Celiacos, ¿cuál considera que es el principal problema que sigue teniendo a día de hoy el colectivo?

-Creo que se esta tomando conciencia vertiginosamente y ya se han dado cuenta los restaurantes y hoteles que los celiacos no viven ni viajan solos. Atender bien a una persona celiaca es atender bien a toda la familia de esa persona.

-En Argentina, a diferencia de en España, sí hay ayudas para costear la dieta sin gluten, ¿cuál es la situación por la que pasan los celiacos argentinos a este respecto?

-El problema grave que yo veo en los celiacos de Argentina es que la Ley Celiaca que reguló muy bien muchas cosas, puso las harinas especiales en la órbita de la salud y pasaron a ser “harinas medicamentosas” y por lo mismo los celiacos han pasado a ser considerados “enfermos crónicos incurables tratados con harinas medicamentosas toda la vida”. Aunque sean atletas de alto rendimiento, son considerados  “enfermos crónicos”. Este “mote” que le ha cargado la Ley celiaca a todos los celiacos de la Argentina complica el ingreso al mercado laboral y  a los sistemas de salud. Ha sido este “apoyo económico” un “salvavidas de plomo”. Si llegara de otro area sería muy bienvenido, aunque lo mejor es abaratar los costos y promover la “Industria celíaca”.

-Una frase suya que hemos leído en alguna entrevista dice que “si todos tuviésemos que elegir una enfermedad, ésta sería la celiaquía”. Me parece una frase genial. Explíquenosla.

-El celiaco puede comer un lecho al horno con ensalada, un cordero o cabrito al asador, una paella valenciana, pollo al horno con papas o verduras grilladas, cazuela de mariscos, flan con crema, arroz con leche, ensalada de frutas y un buen vino Malbec… ¿se puede considerar un desgraciado porque no come fideos con manteca?

-¿Qué avances en celiaquía cree que llegarán en los próximos años? Se habla de fármacos, de vacunas… pero al final lo único que realmente es eficaz a día de hoy es la dieta sin gluten estricta.

-Si se puede solucionar con una dieta amplísima ¿Por qué tomar un remedio toda la vida para pasar a ser enfermo crónico medicamentado  y presa de la industria farmacéutica?

“La diferencia entre la calidad de vida de los celiacos hace unos años y hoy, es abismal”

-En todo el tiempo que lleva trabajando en celiaquía, ¿ha habido muchos cambios en cuanto a mejora de la calidad de vida?

-Absolutamente si, las madres añosas les dicen a las madres jóvenes  “¡¡Celiacos éramos los de antes!! ¡¡Ustedes tiene de todo en todos lados!!”. La diferencia entre el ayer y el hoy es abismal.

-Los grandes expertos en celiaquía como usted, son auténticos apasionados a los que les gusta saber y saber más sobre ella. ¿Por qué ha dedicado su carrera a este trastorno?

-He atendido hace 30 años a madres divinas de 30 años de edad que tenían una hija divina como ella de 3 años y me la imaginé mi nuera. Los pediatras vivimos imaginado el futuro.  Me preocupaba mucho que esa madre tratara a mi futura nuera como una enferma crónica. Estaba seguro que si la hija iba a ser como la madre a mi hijo no le hubiera preocupado absolutamente nada que no comiera galletitas o bizcochitos.  Decidí difundir la celiaquía y tengo el privilegio de haber sido integrante del grupo que demostró por primera vez en el mundo que los celiacos movilizaban los autoanticuerpos y que con estos se podía controlar el cumplimiento de la dieta y se podían buscar formas sintomáticas en familiares en  ¡¡1985!! Estamos orgullos de nuestro trabajo. Para nosotros la celiaquia, más que una enfermedad es un modo de ser.