2- Albóndigas y carne de hamburguesas

Si no controlas mucho del mundo sin gluten las prisas no son buenas consejeras. Y es que te han explicado que las carnes, los pescados, las verduras, etc, etc, son sin gluten de manera natural, así que llegas a la carnicería con antojo de albóndigas y te pides ¡un kilo! Ya están preparadas así que sueñas con llegar a casa, freírlas y comerlas. ¡Error! Por desgracia las albóndigas suelen llevar gluten, no todas, pero muchas sí, por eso hay que fijarse bien en el etiquetado o preguntarle al carnicero. Es lo mismo que ocurre con la carne de hamburguesa que ya viene preparada, normalmente mezclan la carne con pan rallado y ya está, algo que era sin gluten de manera natural ha pasado a ser una bomba de gluten. Así que muuucho mejor comprar nosotros mismo la carne y preparar tanto las albóndigas como las hamburguesas. Cuidadito también con las carnes que vienen adobadas, no todas sirven.

 

ANTERIOR SIGUIENTE

 

[mc4wp_form]