El Ministerio de Sanidad lanza a través de aecosan (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) la campaña El etiquetado cuenta mucho, con la que pretende facilitar la información sobre el nuevo etiquetado vigente en España, prestando especial atención a las alergias e intolerancias.

 

El nuevo reglamento sobre Información Alimentaria tiene el objetivo, según explica aecosan de “proteger la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para así poder tomar decisiones consecuentes y responsables”.

Por tanto aecosan explica la importancia de leer el etiquetado e introducirlo en nuestra rutina a la hora de ir a comprar para tener una “alimentación responsable y saludable” para comparar entre productos para decidirnos por “las alternativas más adecuadas” y por supuesto para evitar comprar productos con sustancias que puedan provocarnos alergias o intolerancias.

De ahí que sea obligatorio que la información que incluyen las nuevas etiquetas sea legible, útil y comprensible al consumidor y que además se incluyan los siguientes datos cuando hablamos de productos envasados.

-La denominación del producto: denominación legal si la tiene o denominación habitual del producto.

-Ingredientes: Todos los ingredientes, ordenados de mayor a menor peso, que participan en la fabricación del producto. Es obligatorio a excepción de los productos de un solo ingrediente como frutas y verduras.

– Alérgenos: Los 14 alérgenos que causan, valga la redundancia, alergias e intolerancias tienen que estar especificados también en el etiquetado. Una medida que facilitará enormemente la vida de las personas con alergias e intolerancias.

Además también tienen que incluir datos sobre su caducidad, su modo de empleo, si lleva alcohol o no, etc. Toda la info aquí. Los productos no envasados también tienen que especificar los alérgenos.

 

14 alérgenos

alergias-infografia

Ampliar para ver los alérgenos. Fuente: aecosan

El reglamento señala que las empresas “que suministran alimentos envasados deben indicar la presencia de ingredientes o sustancias que causan alergias e intolerancias”. Y además la información “sobre estas sustancias deberá aparecer en la lista de ingredientes, destacada mediante una composición tipográfica que la diferencie (tipo de letra, estilo o color de fondo) claramente del resto de la lista de ingredientes y con un tamaño mínimo de letra. En ausencia de una lista de ingredientes debe incluirse la mención “contiene” seguida de la sustancia o producto que causa la alergia o la intolerancia. Lo mismo ocurre con los productos no envasados.

Los 14 alérgenos son los que recoge aecosan en su web y son los que también tienen que indicar en los establecimientos. Pero ojo, que un plato de un restaurante no lleve cereales con gluten no quiere decir que en ese establecimiento controlen la celiaquía y no haya habido contaminación cruzada. En el caso de los restaurantes el nuevo reglamento sólo es una pequeña indicación, el problema de la contaminación cruzada se puede dar en todas partes. Por eso cuando veamos un plato etiquetado sin gluten, tenemos que preguntar por el tema de la celiaquía y la contaminación cruzada.
Si salís de casa con Celicidad será mucho más sencillo evitar los problemas de contaminación. Ya tenemos más de 1.300 restaurantes sin gluten en todo el país. Podéis descargárosla en este enlace. Es gratis.
 [mc4wp_form]