3- El Fartuquín, Oviedo.

Entramos ya en la zona más alta del ranking y El Fartuquín no podía quedarse fuera. En el corazón de la capital asturiana encontramos un auténtico paraíso sin gluten, con una carta completa, un menú diario, postres caseros deliciosos y todo el conocimiento y la responsabilidad de sus dueños que han trabajado mucho para poder ofrecer un servicio excelente a los celiacos. Destaca su cachopo, sus frixuelos, sus escalopines y su fabada. Si vas a Oviedo, tienes que visitar sí o sí, El Fartuquín.

ANTERIORSIGUIENTE