El conocido cocinero Mateo Sierra inaugura su primer restaurante, en Huesca, La Goyosa. Un restaurante 100% sin gluten en el que deleitará a celiacos y no celiacos con su talento en la cocina. Sierra, junto con su socio el también conocido cocinero Carlos Lardiés, ofrecerá una carta con tapas y platos principales con un punto común: todo es sin gluten. Un paraíso más que visitar. 

Conocido por su paso por un programa de televisión, desde que dejó esa etapa Sierra ha trabajado en grandes cocinas de todo el país y ha continuado su formación hasta convertirse en uno de los grandes talentos más jóvenes de la escena actual. En los últimos años le hemos visto impartiendo talleres de cocina sin gluten por todo el país y convirtiéndose en toda una referencia de la comida libre de esta proteína. De hecho, Sierra es autor del libro Sin gluten! Deliciosas recetas para celiacos, y pudimos verlo en directo en la cocina de las II Jornadas Cangas Sin Gluten, celebradas en mayo de 2017 en Cangas del Narcea, primer Destino Sin Gluten de España.

Mateo Sierra

Mateo Sierra en Cangas del Narcea, durante su showcooking de las II Jornadas Cangas Sin Gluten.

En La Goyosa (C/ San Lorenzo, 4, Huesca), como apunta Sierra en el periódico El Heraldo, se podrá disfrutar de productos típicos de la tierra como “la trucha pyrinea de El grado o el melón con sorbete de lima y albahaca y granizado de lima limón”, señala. Su compañero avanza otros platos que ofrecerán desde ya como “una burrata con tomates deshidratados, panceta en un punto exquisito, paletilla de cordero, canelón de pepino, tartar de dorada, tataki de bonito, etc”.

Y es que La Goyosa no es un bar de tapas al uso, destaca, sino que se trata de un establecimiento de “gastrotapas. Puedes comer un plato contundente o picar algo. Jugamos con los dos espacios, barra y mesa”, añade. Los dos cocineros trabajarán principalmente producto de proximidad y que represente su cocina, que se caracteriza por presentar contrastes y con muchas influencias. de las cocinas de todo el mundo.

El nombre del restaurante, La Goyosa, es una clara manifestación de intenciones, ya que hace referencia a la felicidad. “El nombre de La Goyosa representa un guiño al aragonés, un juego de palabras con el que invitar a los clientes a que acudan para encontrar el gozo y la felicidad que le entregamos con lo que sale de la cocina y ofrecemos en el restaurante. Es nuestro compromiso desde el primer bocado hasta el último café”, explicaba a los medios. Otra gran razón para visitar La Goyosa, sin duda, es poder disfrutar de pan artesano sin gluten que elabora Mateo Sierra. El cocinero muestra a través de sus redes sociales lo que es capaz de hacer con las harinas sin gluten para obtener unos productos de primera calidad que nada tienen que envidiar a sus versiones con gluten.

Además de ser un restaurante 100% sin gluten, en La Goyosa tienen en cuenta todo tipo de alergias e intolerancias, y como siempre es fundamental que sea el cliente el que avise de las restricciones alimentarias que pueda tener para que en cada caso les puedan dar información correcta sobre los platos disponibles. “Se trabajarán también otras intolerancias para que todas las personas puedan disfrutar en el restaurante”, apunta Sierra. Y es que ya hace años, en una entrevista concedida a Celicidad, Sierra indicaba la necesidad de que en las cocinas se trabajase teniendo más en cuenta las alergias e intolerancias alimentarias para poder ofrecer servicio a las personas que tienen alguna restricción con toda seguridad.

En muchas ocasiones, explica el cocinero, “me han llegado a decir que el tema de la cocina sin gluten a mi me parece fácil porque no tengo un restaurante, pero no es así, he trabajado en restaurantes y sé que se puede hacer, pero se necesita educación en la materia y responsabilidad por supuesto”, señalaba en la entrevista a Celicidad. Y muestra de la firmeza de esa creencia es su primer restaurante, un lugar 100% sin gluten en el corazón de Huesca, que ya podéis encontrar en la App Celicidad.

Mateo Sierra

El equipo de La Goyosa. Foto El Heraldo.