El Cortijo Sin, en el centro de la bella Granada, es uno de los pocos restaurantes en España en los que la cocina es 100% sin gluten y 100% sin lactosa. Su propietaria y cocinera, Pilar Martínez, es celiaca e intolerante a la lactosa, y el secreto de su éxito es tan sencillo como complicado: “hacer que mis clientes disfruten con la mejor comida casera sin gluten y sin lactosa, como si estuviesen en su propia casa”. Y lo consigue, por algo se ha colado ya dos veces en el Ranking Celicidad de los Mejores Restaurantes Sin Gluten

 

La historia de este restaurante se remonta muchos años atrás, pero su historia “100% sin gluten y sin lactosa” cuenta sólo con un año y medio. Tras el diagnóstico de Pilar, decidieron lanzarse a la piscina y ofrecer alternativas aptas para celiacos e intolerantes a la lactosa. “Yo tenía que probar la comida que hacía, así que empezamos adaptando nuestros platos habituales a la dieta “sin”. Pero al poco tiempo de comenzar a trabajar sin gluten y sin lactosa, se dieron cuenta de que el reto para convertirse en un restaurante de referencia, les exigía mucho más, y decidieron que en su cocina no entraría ni gluten ni lactosa.

El Cortijo Sin Gluten

Así, toda su carta es apta, desde las tapas que sirve para acompañar a alguna de sus cervezas sin gluten, pasando por el arroz “cortijero”, la pasta, las pizzas, los ñoquis y hasta llegar a sus postres. Pero además, en su Cortijo, todo, absolutamente todo es casero. “Llevamos un tiempo haciendo todo tipo de postres, tartas, rosquillas, bizcochos, y algunos productos especiales como las casadielles asturianas. Todo aquello que veo en internet y que me gustaría poder comer, lo adapto al mundo sin gluten y sin lactosa, y voy perfeccionando la receta hasta que puedo ofrecérsela a mis clientes”.

Con un arte especial para los dulces, montó hace unos meses la pastelería El Cortijo Sin, dentro del propio restaurante, por lo que es fácil después de comer llevar alguno de sus riquísimos productos a casa.

Cortijo Sin Gluten

Con los panes pasa más de lo mismo. “Casi todas las tapas las ponemos con pan, y es un pan recién hecho por nosotros  y muy  saludable. Utilizamos harinas certificadas como la de mijo, la de sarraceno, la de maíz… y hacemos todo tipo de panes. Los molletes están riquísimos”.

Y su marido Rafael López, asiente. Él se encarga de atender la barra mientras Pilar trabaja en la cocina, y aunque no es celiaco ni tiene problemas con la lactosa, lo come todo “sin”. “Y en la gran mayoría de los platos no notas para nada la diferencia. Es más, algunos hasta están mejores que en su versión con gluten”. Seguramente se referirá a las croquetas de patata y bacalao, a las de jamón, a su hamburguesa casera con pan de mijo o a la fresquísima tapa de boquerones en vinagre que nos puso para acompañar la Daura Märzen y la Mahou 5 Estrellas Sin Gluten que nos tomamos en su terracita hace unas semanas.

El Cortijo Sin Gluten

La comida del restaurante granadino es única en la ciudad, “de momento no hay ningún otro restaurante con carta 100% sin gluten”, señala Pilar, y la clave de su éxito está en sus manos y en su sentido del gusto, ya  que cata todo lo que sale de la cocina. “Desde el principio tuve muy claro que tenía que ofrecer aquellas cosas que yo como celiaca e intolerante a la lactosa más echo de menos”.

Así sus platos estrella son aquellos que normalmente los celiacos no podemos tomar, como las pastas, la lasaña, las pizzas, los rebozados y los bocatas. “Es comida típica y tradicional, sabrosa, hecha con mucho cariño y sin perder la esencia de lo casero”, explica la orgullosa propietaria.

Y como ocurre como siempre con las cosas que son excepcionales, el “boca a oreja” ha funcionado en El Cortijo traspasando las fronteras de la hermosa ciudad de Granada y “a diario nos llega gente de otras provincias y otras ciudades buscando un lugar en el que no contaminarse, un lugar en el que no entra el gluten ni la lactosa y en el que ponemos todo nuestro empeño para que se vayan de aquí bien comidos y tranquilos”.

Y lo consiguen, damos fe. El Cortijo Sin es un lugar de referencia ya en Granada, y la pasión y el entusiasmo contagiosos de Pilar seguramente les haga llegar muy lejos. De momento han aparecido ya en dos de los rankings Celicidad de los Mejores Restaurantes Sin Gluten, y esperamos que su talento, su esfuerzo y el cariño que le ponen a todo lo que hacen, siga siendo reconocido por los usuarios de la Celicidad App y por todos sus clientes. 


¿Aún no tienes nuestra app? Descárgate ya Celicidad, la app de Restaurantes Sin Gluten. Sumamos ya más de 1.900 en todo el país.