En el episodio 18 del podcast Onda Celicidad, hablamos con la Tecnóloga de los Alimentos, Dietista-Nutricionista y Docente de la Universidad Isabel I, Beatriz Robles, sobre dieta sin gluten, desinformación en salud y etiquetado de alérgenos. Robles es la autora también del libro Come seguro comiendo de todo, una guía para comer sin riesgos y evitar los errores más frecuentes que cometemos en la cocina, que en solo unas semanas ha lanzado ya su segunda edición. Hablamos con ella sobre los bulos y mitos que existen en torno a la información sobre alimentación, sobre dieta sin gluten, etiquetado de alérgenos y mucho más.

Primer libro de Beatriz Robles.

«Divulgación alimentaria basada en la evidencia para luchar contra la desinformación». Más claro imposible. Esta frase es lo primero que leemos al acceder a la web de Beatriz Robles. Y es sobre lo primero que le preguntamos en esta entrevista que le hicimos hace ya algunos meses (y que por problemas técnicos no ha podido emitirse hasta el momento). «La desinformación se utiliza ya como un arma , se usa incluso para influir en votaciones, para influir en la percepción que tiene la sociedad de un determinado acontecimiento y en materia de alimentación se utiliza para modificar las decisiones y los hábitos de los consumidores, es un grave problema», señala la experta.

Y es que según el II Estudio de Salud Sin Bulos, en 2019 uno de los campos en el que más crecieron los bulos y la desinformación fue en el de la alimentación. «Encontramos dos mensajes dicotómicos: el de este producto es súper peligroso por un lado, y por otro el de este producto es milagroso. Ninguno es real y ambos aluden a las emociones, al miedo y a la esperanza. Y así es como manipulan, como condicionan las elecciones de los consumidores porque aunque estés leyendo algo y no confíes mucho en la fuente, te pueden hacer dudar y puedes modificar tus elecciones de consumo por esa duda», explica Robles.

Es entonces, señala, cuando la gente comienza «a eliminar productos de la dieta porque no pasa nada… pero si a un no pasa nada, le sumamos otro y otro y otro, al final sí que pasa algo. Si te alimentas siguiendo determinadas creencias que son falsas puedes acabar teniendo una dieta muy desequilibrada y en un medio o en un largo plazo eso tendrá un impacto en tu salud».

La educación aparece aquí como un punto clave. «Es necesario que cada uno, de forma individual, tengamos pensamiento crítico y criterio propio para saber discernir si la fuente que estamos leyendo es fiable, es válida, tiene calidad… Porque los bulos y la desinformación llegan mucho más lejos que los desmentidos que podamos hacer los profesionales».

No debemos olvidar, explica la experta, «que la desinformación en materia de alimentación puede llevarnos a tomar decisiones que en un medio o largo plazo tengan consecuencias en nuestra salud. A veces se banalizan los mensajes sobre alimentación, parece que cualquiera puede dar consejos y es importante que sepamos que comer de una forma o de otra va a tener consecuencias muy importantes en nuestra salud».

Y es que se frivoliza con este tipo de mensajes «porque no tienen consecuencias inmediatas, como puede ser un fármaco; pero desde luego que es un pilar fundamental de nuestra salud y es importante que sepamos que de ello depende nuestro futuro, el llegar a ser una persona mayor con independencia, con calidad de vida».

Dieta Sin Gluten

Robles es también Dietista Nutricionista y docente en el grado de Dietética Humana en la Universidad Isabel I. El mensaje fundamental, señala Robles, «es que la dieta de un celiaco es misma dieta saludable que recomendamos a cualquier persona. Dieta basada en productos de origen vegetal, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, semillas. Proteína animal como lacteos, pescados, carne (evitando la roja y la procesada) y nos quedarían los granos integrales que en este caso hay que buscar granos integrales que no tengan gluten de forma natural o coger productos elaborados específicamente para celiacos. Pero la cantidad de gluten que hay en el conjunto de una dieta saludable debería ser muy poco», indica.

«Si cuando nos diagnostican celiaquía vamos al súper al lineal de los productos sin gluten, vamos a desequilibrar completamente la dieta hacia esos productos que desplazan la presencia de otros productos que deben ser la base de nuestra dieta», explica la Dietista-Nutricionista.

Con los alimentos que de manera natural no contienen gluten, no hay dudas, el problema es la interpretación de las etiquetas para identificar otro tipo de productos sin gluten. «La normativa actual obliga a etiquetar el gluten cuando se emplea como ingrediente, en cualquier producto; sin embargo el problema son las trazas porque no están reguladas, no están definidas. El reglamento 1169/2011 sabía que era un problema y preveía regularlo, pero hasta el momento no se ha hecho».

Hay empresas, señala que «etiquetan trazas aunque no las contengan, por evitar así riesgos. Hay otras empresas que etiquetan «sin gluten» cuando no pueden hacerlo porque se trata de productos que naturalmente no contienen gluten y al añadirle la mención «sin gluten», lleva a confusión», apunta. Otro problema es el etiquetado «bajo en gluten» » productos que contienen hasta 100 ppm y que por tanto no son aptos para celiacos, pero la legislación actual permite este tipo de etiquetado».

Enlaces de interés

Web de Beatriz Robles

Instagram Beatriz Robles

Twitter Beatriz Robles

Come seguro comiendo de todo, autora Beatriz Robles

2 novedades que no puedes ignorar del nuevo etiquetado sin gluten (seas o no celiaco)

Leche sin gluten o marketing deshonesto