Madrid acoge hasta el próximo 1 de febrero la II Ruta de la Fabada y el Segundo Concurso la Mejor Fabada de Madrid. Entre todos los participantes al menos tres establecimientos ofrecen menú apto para celiacos, las dos sidrerías A Cañada y La Hoja La Fueya.

La fabada, les fabes, ese plato tan tradicional y delicioso de la gastronomía tradicional asturiana, hace años que traspasó las montañas astures para convertirse en un plato estrella de cualquier restaurante de la geografía española. Pero las cosas como son, sigue siendo un plato asturiano, por algo en el Principado se cultivaban ya las fabas en el siglo XVI. 

Sidrería A Cañada

Sidrería A Cañada en la app Celicidad.

Cuenta la historia que la primera referencia escrita de la receta tradicional data del siglo XIX, y apareció en el diario regional El Comercio de Gijón. Desde entonces hasta hoy, pocas cosas han cambiado en cuanto a su receta tradicional: buena materia prima, fuego lento y a hacer hueco en el estómago, que la fabada tiene un alto poder calórico, lo que la hace perfecta para el invierno. 

La fabada, como otros platos de cuchara, son fácilmente adaptables a la dieta sin gluten, pero en muchas ocasiones nos encontramos con potes y cocidos que han sido contaminados. A la hora de hacer una fabada sin gluten sólo hay que saber escoger las materias primas, es decir, el compango (chorizo, morcilla…) tienen que ser sin gluten, hay una gran cantidad de marcas que trabajan embutidos sin gluten, como la asturiana Santulaya; el pimentón también tiene que garantizar la ausencia de trazas de gluten y también es fácil encontrarlo. Con estos dos puntos solucionados sólo queda un asunto: no espesar el caldo con harinas con gluten. En su lugar podemos simplemente machacar un par de fabes y dejarlas cociendo en la olla junto al resto. El resultado es perfecto.

Sidrería A Cañada

Huevos rotos de la Sidrería A Cañada. Sin gluten.

Y con todo esto, y por supuesto vigilando que no haya contaminación a causa de los utensilios de cocina, tendremos una fabada sin gluten, como la de la Sidrería A Cañada y la de La Hoja La Fueya (Dr. Castelo, 48) . Participan por segunda vez en la Ruta de la Fabada en Madrid y ofrecen dos menús (uno en cada sidrería) aptos para celiacos.

En el restaurante de Alonso del Barco 4, (Embajadores) el menú consta de pastel de txangurro con alioli de jenjibre y tomatitos cherry horneados de entrante, y la fabada después. En el restaurante de la calle Ave María 17 (Lavapiés), ofrecen fabada y otro plato apto a escoger, ya que los entrantes son croquetas con gluten, pero el cambio a un plato sin gluten no supone ningún cargo adicional. Ambos menús cuestan 25 euros por persona.

En nuestra app, Celicidad, podéis encontrar toda la información sobre las dos sidrerías A Cañada en Madrid. Tienen una amplia carta apta entre otros manjares como las patatas con Cabrales o sus deliciosos huevos rotos, ofrecen una gran variedad de cachopos sin gluten que están de 10. Así que si os gusta la comida del norte, ya tenéis otro lugar más en el que disfrutarla sin gluten. 

Si aún no tenéis la app, podéis descargárosla aquí.