La celiaquía conlleva la aparición de otras enfermedades, pero sin llegar a ello, nos encontramos con que especialmente los niños y adolescentes celiacos pueden presentar déficits en algunos nutrientes como son el hierro, el calcio, el ácido fólico y la vitamina D. Esto se debe a la mala absorción de estos nutrientes a causa de la lesión en el intestino. Por lo que es importante tenerlo en cuenta y adecuar nuestra dieta sin gluten a nuestras necesidades nutritivas.

Hablamos además de micronutrientes y minerales que desempeñan un papel importante en el crecimiento y en la formación de los huesos, por lo que aún cobra más importancia tenerlo en cuenta en ciertas edades. Normalmente las partes del intestino de un celiaco más afectadas son el yeyuno y el duodeno, las partes iniciales del intestino delgado que es además donde tiene lugar la absorción de gran parte de los nutrientes, de ahí que sea normal presentar estas deficiencias.

1- El hierro

El hierro en concreto, se absorbe en el duodeno, por lo que es muy normal que los celiacos presentemos anemias ferropénicas. Como el problema es la mala absorción la solución pasa por llevar una dieta sin gluten con alimentos que nos aporten más hierro. Los pescados azules pequeños como las sardinas y las anchoas, son ricos en hierro, al igual que mariscos como mejillones, gambas, almejas y berberechos. Además los expertos hablan de la carne de caballo como la más rica en hierro, junto a carnes blancas.

Las legumbres, las verduras de hojas verdes y frutos secos como las pipas o los pistachos, son excelentes aliados para aumentar nuestros niveles de hierro y completar nuestra dieta sin gluten, que siempre tiene que ser variada y equilibrada.

SIGUIENTE

¡No te vayas con las manos vacías!

Llévate GRATIS mi guía con TODOS los PRODUCTOS SIN GLUTEN