Un estudio publicado en 2014 en la revista Interdisciplinary Toxicology señala que el glifosato, un principio activo que se emplea en un herbicida habitual en nuestro país, podría ser un factor decisivo en la “eclosión de la intolerancia al gluten”.

Lo leíamos en la publicación online La celosía, en una información publicada en mayo de 2014 y que recogía parte del estudio realizado por dos científicos sobre la toxicidad del glifosato. El estudio señalaba que restos del glifosato que contiene el herbicida Roundup se encuentran “en los principales alimentos de la dieta occidental”.

Unos años atrás, según cuentan en La Celosía, se había demostrado que el componente del herbicida actuaba como un potente inhibidor de enzimas CYP, y que impactaba de manera negativa en el organismo. Las conclusiones del último estudio llegan más lejos al señalar que el glifosato está relacionado directamente con la intolerancia al gluten y la enfermedad celiaca y según señalan en esta publicación, se considera este producto “el principal factor causante de la epidemia celiaca”. La investigación se desarrolló con peces de agua dulce expuestos al componente químico, que mostraron problemas digestivos que se observan en la enfermedad, como los desequilibrios en la bacteria intestinal, apuntan desde La Celosía.

En octubre de 2017 se publican nuevos estudios que apuntan a que el origen de la celiaquía es otro, y la vinculación con el glifosato es un bulo. 


FUENTE: La Celosía