A Dany Faccio la cocina le corre por las venas. De pequeñita, con 7 años, empezó a hacer pan sin imaginarse que acabaría dedicándose a ello a pesar de que haber estudiado arquitectura. Con sólo 27 años es toda una referencia de la cocina sin gluten, una bloguera muy activa desde Singlutenismo y desde hace un año imparte talleres de pan, repostería, bollería sin gluten, etc,  junto a su compañera Raquel de Celiaquines en El Taller Sin gluten. Este sábado tenéis la oportunidad de asistir a su taller de pan nivel medio, en Oviedo.

El mundo sin gluten apareció en la vida de Dany hace unos cinco años aproximadamente. “Estaba estudiando en Valencia y mi hermana fue diagnosticada, hicieron el estudio a toda la familia y me tocó a mi también”. Explica que se considera afortunada, “porque no pasé por todo el calvario que pasan muchos celiacos antes de ser diagnosticados, pruebas, médicos, enorme malestar… Yo me pasaba los días cansada, luego me di cuenta de que ese era un síntoma de la celiaquía”. Cuando le llegó el diagnóstico no hizo ningún drama, chica lista. “Sabía lo que tenía que hacer, que tenía que eliminar el gluten de mi vida y gané en salud, me lo tomo con mucha filosofía”.

singlutenismo2Y con la suerte de haber nacido con un don especial para entenderse con las harinas, el reto de pasarse a una vida «singlu» fue mucho más asequible.  “Siempre me ha gustado cocinar. A los siete años ya sabía hacer pan, no es que lo hiciese todos los días, pero sabía cómo hacerlo, conocía los tiempos, los ingredientes… En mi casa siempre hemos sido de cocinar así que cuando tuve que hacerlo sin gluten no supuso ningún problema grave”.

Para Dany la idea de trabajar con harinas nuevas, desconocidas para ella en aquel momento, no fue una dificultad añadida. “No es que sea especialmente más complicado trabajar con nuestras harinas. Simplemente es el desconocimiento, si no conoces una cosa tienes que probarla hasta que salga, tendrás que hacer muchas pruebas, pero llegará un momento en el que lo controles y puedas hacer con ellas muchas cosas”.

Dany llegó al mundo del pan sin haberlo previsto. “Al principio compraba el típico pan de supermercado que había que tostar, luego poco a poco empezaron a aparecer algunas panaderías y finalmente me decidí a experimentar yo”. Y experimentando y dando cuenta de sus experimentos lleva ya unos años en Singlutenismo, hasta que el año pasado, en mayo y con motivo del día del Celiaco, “Raquel, de Celiaquines y yo fuimos invitadas por ACECOVA a hacer un show cooking en Valencia. Fue tan buena la experiencia que empezamos a pensar en continuarla y así fue como empezó a tomar forma nuestro Taller sin gluten”.

A puntito de cumplir un año con este nuevo proyecto no han parado de viajar para dar talleres de todo tipo, “siempre en función de lo que nos pidan, nos adaptamos”. El de pan, ya sea básico o medio, es uno de los más demandados. El que se celebra este sábado en Oviedo, es de nivel medio y arranca a las 9 de la mañana (las plazas vuelan así que corred a apuntaros, a través de su blog).

Son talleres con pocas personas, entre 6 y 12, explica Dany. “El objetivo es que aprendan, no que sigan una receta, sino que sepan qué cosas hay que hacer y por qué, es la única manera de que después, cuando se les cambie un ingrediente puedan defenderse”. Y su experiencia le demuestra que sus alumnos salen aprendiendo del taller. “Creamos grupos de whatsapp por si tienen alguna duda, para que se sientan más arropados y les podamos ayudar, y al final esos grupos sólo sirven para que nos manden las fotos de los panes que hacen después en sus casas”.

En el curso básico de pan los alumnos se familiarizan con los ingredientes y reciben nociones básicas para poder hacer sus propios panes. En el curso de nivel medio de pan, el que se celebra este sábado en Oviedo, van un poquito más allá. “Probamos con distintos ingredientes y distintas variantes. Por ejemplo, si en el curso básico hacemos pan utilizando, entre otros ingredientes, agua, en el de nivel medio cambiamos el líquido, recurrimos a la leche, a la cerveza”. Además adaptan los ingredientes a otro tipo de intolerancias y alergias.

Ovetenses celiacos y de los alrededores, tenéis una cita este sábado con Dany. Y no perdáis de vista los talleres que imparten estas dos expertas, además de aprender, pasaréis un buen rato.

FLASH CELI

singlutenismo3Lo que más echas de menos de tu vida «conglu»: Comerme un pincho por ahí, cuando me apetezca.

El comentario que más detestas sobre la celiaquía: Los comentarios me dan igual, me fastidia que un amigo no tenga en cuenta mi celiaquía a la hora de organizar algo.

Lo que le dirías a un recién diagnosticado: Que la dieta sin gluten sólo le traerá salud, y que viaje, que no se quede en casa por este tema. Simplemente hay que ser más previsor, pero se puede viajar.

Lo que más te gusta de la comida «singlu»: ¡Qué difícil! Puedo decir varias cosas: la empanada de espinacas de mi abuela, las empanadas argentinas de mi abuela, la tarta de queso tipo New York, y alguno de los panes sabrosos que hago. ¡No he dicho pizza! Qué raro…estaré madurando.