Con septiembre llega la vuelta al cole y desde la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten de Madrid nos dan una serie de pautas para que los centros escolares extremen la precaución ante los pequeños celiacos. 

El objetivo de estas recomendaciones es que el centro escolar esté al tanto de la situación para así tomar todas las medidas necesarias para garantizar el cuidado de los pequeños celiacos y sensibles al gluten. Es especialmente importante que los padres de niños recién diagnosticados tengan en cuenta estos consejos que nos ofrecen desde la Asociación de Celiacos y Sensibles al Gluten.

-Presenta el informe médico en el colegio y solicita que el comedor prepare al niño celiaco menú sin gluten. Desde la entrada en vigor de la Ley 17/2011 de 5 de julio de Seguridad Alimentaria y Nutrición, es obligatorio que todos los colegios, públicos, concertados o privados, ofrezcan menú sin gluten a los alumnos celiacos que lo soliciten.

-En el momento que el centro confirme que no hay problema en preparar el menú sin gluten, solicita una reunión con el responsable del comedor para que explique el protocolo sin gluten que tienen establecido.

-El centro debe dar por escrito el menú sin gluten que van a proporcionar al niño celiaco.

-Habla con el profesor para explicárselo y, si se trata de niños pequeños, es recomendable llevar el cuento “Don Gluten el travieso” , que edita la Asociación de Celiacos. El objetivo es que un día lo lean en clase y así todos los compañeros podrán entender por qué los celiacos no pueden consumir gluten.

-Si en clase se reparte alguna golosina, el niño celiaco sólo podrá tomarlas si son sin gluten. Puedes entregar al profesor alguna bolsa con golosinas sin gluten para que la tengan en clase y prever estas situaciones. En algunos centros sólo permiten que los padres lleven golosinas sin gluten para todos.

-Si en clase toman merienda o almuerzo, las mesas se deberán limpiar antes de que los niños empiecen a trabajar de nuevo, ya que pueden quedar restos de migas…etc.

Menús Sin Gluten en Centros Escolares

Los comedores escolares tienen obligación de ofrecer menús sin gluten para los niños celiacos, y si por temas de infraestructura no es posible, deberán facilitar el refrigerado y calentamiento adecuado. Así lo establece la Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

menús sin gluten en colegios

Los comedores escolares deben ofrecer alternativas sin gluten a los niños celiacos que así lo comuniquen al centro. Los padres del pequeño tienen que informar al centro de las restricciones en la dieta de su hijo y el centro deberá ofrecer un menú sin gluten. El apartado cinco del artículo 40 de la mencionada ley señala que “las escuelas infantiles y los centros escolares con alumnado con alergias o intolerancias alimentarias, diagnosticadas por especialistas, y que, mediante el correspondiente certificado médico, acrediten la imposibilidad de ingerir, determinados alimentos que perjudican su salud, elaborarán menús especiales, adaptados a esas alergias o intolerancias. Se garantizarán menús alternativos en el caso de intolerancia al gluten“. 

De esto deducimos que tiene que haber un diagnóstico previo y un certificado médico que lo acredite y que tendremos que presentar en el centro para poder solicitar las alternativas sin gluten. La ley también señala que esto se hará efectivo siempre y cuando “las condiciones de organización e instalaciones de las escuelas infantiles y centros escolares lo permitan”. Es decir, es necesario que el centro pueda garantizar la ausencia de contaminación cruzada, como explica paso por paso la guía 0 Gluten.

“Si un centro escolar no puede ofrecer menús sin gluten, deberá garantizar la refrigeración y adecuado calentamiento de la comida sin gluten facilitada por la familia”

Sin embargo no todos los centros, parece ser, cumplen con esas “condiciones”, y para ello lay Ley también establece que “cuando las condiciones organizativas, instalaciones o los locales de cocina, no permitan cumplir las garantías exigidas para la elaboración de los menús especiales, o el coste adicional de dichas elaboraciones resulte inasumible, se facilitará a los alumnos los medios de refrigeración y calentamiento adecuados, de uso exclusivo para estas comidas, para que pueda conservarse y consumirse el menú especial proporcionado por la familia”.  Es decir, se deduce de este artículo, si el comedor no nos ofrece menú sin gluten por riesgo de contaminación cruzada, por ejemplo, el niño podrá llevar la comida de casa y podrá tanto almacenarla como después calentarla sin riesgo de que esa comida acabe contaminada.

Primeros Pasos en la celiaquía | Curso Gratuito. Más información aquí

x