Expertos de HM Hospitales hablan sobre los síntomas y el diagnóstico de la celiaquía; además del tratamiento y las medidas más importantes para involucrar a toda la familia en un proceso que cambia radicalmente la vida en casa y fuera de ella.

 

La celiaquía es una enfermedad autoinmune que “provocada por la intolerancia al gluten, y que normalmente suele diagnosticarse entre el primer y el tercer año de vida o ya en la edad adulta, entre los 30 y los 50 años”, explican desde HM Hospitales en declaraciones sobre el diagnostico de la celiaquía.

La doctora Matilde Velasco, coordinadora de Pediatría del Hospital Universitario HM Sanchinarro, señala que es importante acudir al médico siempre y cuando “el niño presente síntomas que hagan sospechar que puede ser celiaco. El pediatra es el primero que tiene que dar los pasos necesarios para diagnosticar la enfermedad y diferenciarla de otras con las que comparte síntomas. Como primer paso les puede derivar al especialista en Gastroenterología Pediátrica”.

Hay que tener en cuenta también, señalan, que “tener familiares celíacos de primer grado multiplica por diez las posibilidades de padecer la enfermedad”. Y es que aunque la celiaquía “no es hereditaria, existe una predisposición genética a desarrollarla. Por eso cundo hay un nuevo diagnóstico, se aconseja estudiar también a los familiares más cercanos, con independencia de que éstos presenten o no síntomas”, explica el Dr Alfonso Barrio, jefe del servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario HM Montepríncipe.

Los síntomas más habituales en los niños son: diarreas, pérdida de peso, carácter irritable, anemias, abdomen hinchado, etc. En la adolescencia y en la edad adulta son diferentes, también en función del tipo de celiaquía.

Los doctores recomiendan por tanto, ante estos síntomas, acudir al especialista y más aún “en situaciones en las que la celiaquía es mucho más frecuente como es el caso de niños con Síndrome de Down y diabetes tipo I”.

Ante la sospecha de celiaquía, el médico comenzará pidiendo un análisis de sangre para determinar los anticuerpos propios de la celiaquía. “Si el resultado es positivo o no existe otra explicación para los síntomas, se realizará una gastroscopia con biopsia duodenal, que permitirá confirmar el diagnóstico”. Cabe también la posibilidad de que no se realice la biopsia en algunos casos, “cuando los síntomas son muy característicos, los marcadores aparecen muy elevados en dos muestras de sangre distintas y es estudio de genes de riesgo es positivo”, señala el doctor Barrio. En caso de que se confirme la celiaquía, el siguiente paso es hacer el estudio a los familiares más directos.

Con el diagnóstico en la mano, comienza el cambio de vida, tanto fuera de casa como dentro. “El diagnóstico de esta enfermedad supone un cambio para toda la familia. Cuando el niño celíaco tiene hermanos es importante que todos comprendan que a partir de ese momento la alimentación de su hermano celiaco será diferente y que en casa habrá productos específicos para él”, señala la doctora Velasco.

Otro tema importante que destaca la experta es el de no ocultar la enfermedad. “La familia debe encargarse de informar a todas las personas del entorno sobre las características de la enfermedad”. De esta manera pueden proteger al pequeño de posibles contaminaciones y de paso dar normalidad a su problema y que no se convierta en un motivo de diferencia con los demás.

Otro asunto importante para los padres es el de conseguir que el pequeño se involucre en su enfermedad y aprenda desde el principio a vivir con ella. “Una de las preocupaciones de los padres es que el niño no caiga en la tentación de tomar alimentos con gluten cuando ellos no están. Por eso es importante educar al pequeño en preguntar siempre si puede tomar los alimentos que se le ofrecen”, señala la doctora Barrio. Así a medida que van creciendo se acostumbrarán a preguntar, a identificar los símbolos que garantizan la ausencia de gluten, a leer etiquetados, y a saber que ante la duda es mejor no arriesgarse.

 


Fuente: HM Hospitales