La celiaquía junto con la fibromialgia, el hipotiroidismo, la esclerosis múltiple o el colon irritable, son algunas de las enfermedades más complicadas de diagnosticar, según el informe del Colegio Americano de Médicos.

El informe es de finales de 2014, pero casi dos años después la cifra de diagnósticos de celiaquía no ha sufrido ningún cambio relevante. A día de hoy las personas diagnosticadas representan entre un 15 y un 20% del total de celiacos, un infradiagnóstico que “condena” a los celiacos que aún no saben que lo son a poder desarrollar otras enfermedades asociadas con la celiaquía.

Se consideran enfermedades raras aquellas que afectan a una cifra pequeña de pacientes ( menos de 5 persona por cada 10.000), sin embargo en la lista del Colegio Americano de Médicos aparecen patologías mucho más frecuentes, como es el caso de la celiaquía, que afecta al 1% de la población europea, o del síndrome de colon irritable que se estima que afecta al 5% de la población.

las-enfermedades-comunes-mas-dificiles-de-diagnosticar

En esta lista muchas de las enfermedades que figuran en ella están relacionadas directa o indirectamente con la celiaquía y/o con el gluten. Y es que la lista la completan el lupus, el hipotiroidismo, la fibromialgia, el colon irritable, la artritis reumatoide, la enfermedad de Lyme, el síndrome de ovario poliquístico y la apendicitis en algunas ocasiones.

Explican los profesionales que se trata de enfermedades con unos síntomas muy difusos y variados, y en ocasiones pueden pasar muchos años antes de llegar a la confirmación del diagnóstico. 

En el caso de la celiaquía esta se puede manifestar con un amplio abanico de síntomas. Para empezar, los síntomas de la celiaquía dependerán de la edad del paciente. Por ejemplo, los síntomas de la celiaquía en niños son los más conocidos y fáciles de ver. Hablamos de baja talla, bajo peso, hinchazón, dolor abdominal, frecuentes diarreas, vómitos, irritabilidad, etc.

Los síntomas de la celiaquía en la adolescencia son más complejos y difusos, además tienden en muchas ocasiones a remitir o atenuarse, por lo que resulta más complicado diagnosticar durante esta etapa de la vida.

En la etapa adulta el abanico es mucho más amplio, sobre todo, si la enfermedad celiaca se ha manifestado ya y no ha sido diagnosticada durante un tiempo más o menos largo, tal y como explicamos en la guia 0 Gluten. Y es que un adulto que lleve mucho tiempo sin diagnosticar puede manifestar otros síntomas que despistan al médico y le pueden hacer pensar en otras enfermedades, con lo que el diagnóstico puede seguir tardando en llegar. Algunos síntomas de la celiaquía en la edad adulta son el cansancio, la fatiga, los dolores de cabeza, episodios de diarrea que se combinan con cuadros de estreñimiento, problemas cutáneos, hierro muy bajo, falta de otros nutrientes, problemas de infertilidad (masculina y femenina), abortos de repetición, etc.

Además es muy posible que se hayan desarrollado otras enfermedades que se han originado a causa de una celiaquía sin diagnosticar, como son la osteoporosis, la anemia ferropénica, el hipotiroidismo de hashimoto, el lupus, la fibromialgia, la ataxia cerebelosa, patologías renales y de la vesícula, y según los últimos estudios también obesidad y sobrepeso en ciertos casos.

Grupos de riesgo de celiaquía

Con el objetivo de que el número de diagnósticos en celiaquía aumente y frenar ese desarrollo de enfermedades asociadas que pueden conducir a situaciones graves, los expertos recomiendan que los grupos de riesgo de celiaquía sean sometidos a las pruebas de diagnóstico de la enfermedad celiaca.

Así, los primeros que deberían pedir a los profesionales las pruebas de la celiaquía, son los pacientes de primer grado de los celiacos, ya que la celiaquía requiere de predisposición genética y es en la familia donde la podemos encontrar. Los expertos señalan que entre un 10 y un 20% de los familiares de un celiaco tienen genética compatible con enfermedad celiaca.

Las personas con Diabetes tipo I, las personas con Síndrome de Down, aquellas que sufren Hipotiroidismo de Hashimoto, pacientes con artritis reumatoide, con Psoriasis y con Lupus, constituyen alguno de los principales grupos de riesgo de celiaquía, tal y como explicamos en la guía 0 Gluten.  Así, confirmamos que las enfermedades que aparecen entre las diez más complicadas de diagnosticar para el Colegio Americano de Médicos, están íntimamente relacionadas con la celiaquía.

 

Fuente: American College of Physicians 

Primeros Pasos en la celiaquía | Curso Gratuito. Más información aquí

x