3- Calcio

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano. Lo encontramos sobre todo en huesos y dientes, pero un déficit del mismo puede acarrearnos problemas como osteoporosis, mala circulación de la sangre, etc. Así que nunca está de más incluir en nuestra dieta sin gluten alimentos ricos en calcio como los lácteos, las almejas, berberechos, almendras, sardinas… Si tenemos intolerancia a la lactosa o presentamos APLV, tenemos que tener cuidado con este mineral y buscar alimentos aptos que podamos consumir frecuentemente.

ANTERIOR SIGUIENTE