11- Forno de Manolo

Muchas veces las cosas que más echamos de menos los celicos, son las más sencillas, pero en Cangas tenemos el Forno. Y es que el Forno de Manolo cumple varias funciones en la villa canguesa: por un lado es una cafetería en la que poder desayunar tranquilamente.

Forno de Manolo Sin Gluten Además a la hora de comer puedes pedir un bocadillo sin gluten de pollo, de lomo… o también puedes pedir que te lo lleven a casa. Exactamente lo mismo en la cena, en la que son más populares las riquísimas pizzas sin gluten, a domicilio o en el local. Por último y puntazo para el Forno de Manolo, el local abre sus puertas muy temprano los fines de semana, así que si has salido de fiesta y se te ha hecho un poco tarde, puedes desayunar un buen bocadillo antes de irte a dormir. Es un planazo y en Celicidad lo hemos hecho más de una vez… y las que nos quedan. Pocas cosas sientan mejor que un bocadillo de lomo y queso a las 7 de la mañana de un día de Año Nuevo, por ejemplo. Esta opción que nos da el Forno de Manolo no es muy habitual verla ni en las grandes ciudades.

ANTERIOR SIGUIENTE