La Ataxia por Gluten (AG) forma parte también de esa lista de enfermedades provocadas por el consumo de esta proteína. Es un trastorno autoinmune que daña el cerebelo y que requiere de un diagnóstico precoz para evitar daños irreversibles.

Ataxia por gluten

La ataxia del gluten es una enfermedad autoinmune que ataca al cerebelo y provoca descoordinación de movimientos y es una de las múltiples manifestaciones de la celiaquía, tal y como recoge la guía 0 Gluten. Está asociada a la presencia de anticuerpos antigliadina (AGA) en el suero. Se calcula que la edad media en la que aparece está por encima de los 50 años y que sólo un 10% de los pacientes celiacos pueden tener este tipo de síntomas neurológicos, por lo que no es frecuente pero si es importante tenerla en cuenta, según el Centro de Neuropatía Periférica en los EE.UU.

Los expertos definen la ataxia del gluten como la ataxia en la que se detectan anticuerpos específicos de gluten en sangre, es decir la antigliadina. Parece ser, explican, que este trastorno se produce como resultado de una reacción autoinmune en la que se generan anticuerpos contra la enzima transglutaminasa neuronal, muy parecida a la transglutaminasa del intestino. Esto provoca un daño en el cerebelo que se traduce en esa descoordinación motora habitual de la ataxia.

Y es que la ataxia, en términos generales, es una descoordinación en los movimientos del cuerpo y puede producirse por diversas patologías, no sólo por una enfermedad celiaca o una sensibilidad al gluten. Los pacientes que sufren estos episodios necesitan también dieta sin gluten, y ésta es eficaz siempre y cuando no se haya llegado demasiado tarde al diagnóstico. Explica el Doctor Miguel Montoro de la Unidad de Gastroenterología y Hepatología del Hospital San Jorge de Huesca, que si el diagnóstico “se realiza tarde, cuando ya se ha producido una pérdida notable de las células de Purkinje (tipo de neurona que se encuentra en la corteza del cerebelo), la respuesta a la dieta sin gluten puede ser pobre”.

Síntomas habituales de la Ataxia por Gluten

ataxia del gluten

 

La ataxia por gluten suele generar síntomas motores. Los más habituales son: pérdida de equilibrio, dificultad de concentración, trastornos visuales, dificultad al caminar y  temblores, entre otros. Si la persona es celiaca o tiene sensibilidad al gluten, una contaminación puede ocasionar un episodio de ataxia.

La causa concreta de la ataxia del gluten no es conocida, pero sí se sabe que la ingesta de gluten la agrava. Son muchos los estudios que han intentado encontrar la causa que dispara esta enfermedad y algunos de ellos hablan de falta de determinadas vitaminas. Para el diagnóstico los expertos aconsejan realizar los anticuerpos en sangre y en caso de que sean positivos, dieta sin gluten. Sin embargo no es fácil llegar al diagnóstico a través de la celiaquía, ya que los síntomas digestivos sólo aparecen en un 10% de los pacientes.

Manifestaciones neurológicas de la celiaquía

Las enfermedades ocasionadas por el consumo de gluten que afectan a nuestro cerebro, es lo que se denomina el Neurogluten, y que tan bien explica el experto en celiaquía, el Dr. Luis Rodrigo en esta entrevita para Celicidad.

Entre las manifestaciones neurológicas que causa el consumo de gluten encontramos la ataxia cerebelosa como la más habitualmente descrita en la literatura médica, pero hay muchas más, como recoge la guía 0 Gluten. Epilepsia, neuropatía periférica, migrañas, polineuritis, vértigo, incluso Trastorno Obsesivo Compulsivo.